Inicio La Pampa Constructoras pampeanas al borde de la quiebra

Constructoras pampeanas al borde de la quiebra

SIN OBRAS

El presidente de la Cámara de la Construcción de La Pampa, Adrián Pérez Habiaga, advirtió que, producto de la grave crisis que atraviesa el sector, hay un grupo de firmas locales que «se encuentran en el inicio de convocatoria de acreedores».
La crisis que atraviesa el sector de la construcción, desde hace varios meses, agravó la situación de varias empresas pampeanas que se encuentran cada vez más cerca de cerrar sus puertas. Así lo reveló el titular de la Cámara de la Construcción de La Pampa, Adrián Pérez Habiaga, quien alertó que la industria disminuyó en un 50 por ciento los puestos de trabajo en estos últimos meses.
En diálogo con Radio Noticias, el empresario pampeano apuntó que la crisis de la construcción no solo se nota en la caída del consumo de cemento, principal insumo de la industria, sino que también se observa ante la marcada disminución de la cantidad de empleados en el sector.
«En la provincia de La Pampa el promedio de ocupación normal en el sector es de entre 6 mil y 7 mil empleados, hoy hay alrededor de 2.500, por lo que estamos hablando de un 50% de disminución de puestos de trabajo», precisó Pérez Habiaga, quien advirtió que el horizonte, de momentos, parece que no va a mejorar: «Algunas empresas quedarán lamentablemente en el camino».

Poca inversión.
Una de las principales consecuencias de la crisis sería, según explicó el empresario, la fuerte caída en la inversión tanto de la obra pública como en la obra privada, que en la provincia se reduce esencialmente a la construcción de edificios. «La realidad económica provocó que las ventas estén casi paralizadas, por lo tanto muchos proyectos se han parado», graficó Pérez Habiaga, al mismo tiempo que precisó que hoy en día es «muy difícil conseguir un financiamiento razonable» ya que la tasas son muy elevadas. «La falta de créditos afectó mucho también al sector», cuestionó.
Por otro lado, el titular de la Cámara de la Construcción pampeana señaló que, en lo que refiere a obra pública, se registró una fuerte retracción en la provincia: «Han habido muy pocas licitaciones». A su vez, el dirigente remarcó que hay empresas que están en cesación de pagos porque Nación no paga los certificados de los proyectos que ya se iniciaron «por lo tanto algunas obras están paralizadas y otras con un ritmo mucho menor».

-¿En La Pampa cuándo se empezó a dar el declive?
-En realidad, el descenso de la actividad hace dos años, pero en este último período ha sido más marcado.

-Esta situación, de falta de inversión y el retraso de pago de certificaciones de obras públicas que están en marcha, ¿cómo afectan a las empresas pampeanas?
-En la provincia, las empresas que tienen cierto volumen y que tienen ciertas reservas todavía pueden sobrevivir o soportar esta falta de pago en las obras de Nación, pero hay otras que lamentablemente hoy están en una situación bastante complicada.
En ese sentido, el titular de la Cámara de la Construcción en la provincia advirtió que, producto de la crisis en el sector, «hay empresas pampeanas que en este momento se encuentran en el inicio de convocatoria de acreedores» y reconoció que, lamentablemente, algunas firmas lograrán «sortear» esta situación, mientras que otras «quedarán en el camino».

Cemento, en baja.
Finalmente Pérez Habiaga aclaró que los índices, que elabora la Cámara Argentina de la Construcción de consumo de cemento y de empleo en la construcción, vienen con dos meses de atraso, por lo que dijo que no es de sorprender si estos estudios arrojan índices aún más elevados a los que ofreció el Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), cuyo estudio reveló que en La Pampa la venta del principal insumo de la industria cayó en el primer cuatrimestre del 2019 en un 23,8 por ciento «Por lo tanto, todavía no están marcando el periodo más crítico que se va a dar el mes que viene seguramente», concluyó el empresario.