Convenio entre 25 de Mayo y Senasa

DONAN MERCADERIA INCAUTADA

El Senasa y la Municipalidad de 25 de Mayo avanzan en la elaboración de un convenio para coordinar acciones de control conjuntas, en resguardo de la salud pública, la sanidad animal, la protección vegetal y el medio ambiente. En La Adela, la entidad sanitaria donó casi media tonelada de alimentos que habían sido incautados en controles realizados en la barrera fitosanitaria.
Durante una reunión realizada el último jueves se acordó, entre las principales líneas de trabajo, que la comuna utilice el Sistema Integral de Gestión de Barreras, Fronteras y Tráfico Federal (SIG Barreras) del Senasa, con el fin de mejorar la eficiencia de las inspecciones que efectúa el área de Bromatología local. Además, el Senasa podrá capacitar al personal municipal en temas que hacen a la inocuidad, la sanidad y la calidad agroalimentaria.
Por otra parte, para fortalecer la tarea de la Barrera Zoofitosanitaria, el intendente Abel Abeldaño se comprometió a realizar las gestiones necesarias para mejorar la infraestructura de acceso al Puesto de Control.
Del encuentro participaron, además del jefe comunal pampeano, funcionares locales; del Senasa asistió el coordinador institucional de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica, Marcelo Roberto, en compañía de otros referentes del Organismo.
Luego del encuentro, Roberto indicó que “la preparación de este convenio se suma a las acciones que ya venimos implementando junto con otros municipios como el de Cipolletti en Río Negro, Neuquén o el de Villarino, en Buenos Aires” y que “la idea central” es “aunar esfuerzos en temas que nos competen a todos y trabajar mancomunadamente en equipo”.

Donan alimentos.
Durante esa misma jornada, el Senasa donó los municipios de La Adela (La Pampa) y de Río Colorado (Río Negro), casi media tonelada de alimentos. Se trata de mercadería que era transportada bajo condiciones que aseguraban su aptitud para el consumo, pero que registraban incongruencias documentales.
En el puesto de control sanitario en Río Colorado confiscaron 494 kilogramos de alimentos y 26 docenas de huevos frescos. La medida fue tomada por irregularidades en la documentación de la mercadería en cuestión. La carga, que era transportada desde la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas hacia Comodoro Rivadavia (Chubut), fue detectada durante un control de rutina realizado por agentes de la barrera zoofitosanitaria patagónica.