Inicio La Pampa Cooperativas obligadas a sacar rubros de facturas de electricidad

Cooperativas obligadas a sacar rubros de facturas de electricidad

INCREIBLE RESOLUCION

A través de una circular, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social emplazó a las cooperativas distribuidoras del servicio de energía eléctrica a desdoblar la emisión de facturas obligando a que la del servicio eléctrico sea autónoma e independiente de conceptos por otras prestaciones.
El organismo nacional hizo la comunicación luego de recibir el «vía libre» a esa pretensión, unánimemente rechazada por las cooperativas de todo el país, tras hacerse de un dictamen de la Secretaría de Comercio Interior que otorgó el visto bueno al considerar «razonable» los contenidos y alcances de la medida ordenada por Mauricio Macri al Inaes y que se constituye en un nuevo ataque presidencial al sector y una muestra de desconocimiento del funcionamiento del sistema solidario en Argentina.
Ayer, la resolución llegó a todas las cooperativas y volvió a levantar una ola de críticas y protestas, pero ante el emplazamiento, dentro de los 10 días hábiles que tienen las entidades para acreditar los cambios ante el organismo, puso en marcha también los mecanismos legales y gremiales de defensa del actual sistema que esgrimirán, en forma conjunta o individualmente.
El secretario de contralor del Inaes, Jorge Hugo Mosteiro firmó la comunicación que da cuenta de la opinión de la Secretaría de Comercio Interior por resolución 9/2019, viabilizando la decisión presidencial. Indica que debe procederse a una factura única para la electricidad cuando «los usuarios no tienen la posibilidad de adquirir y pagar otros servicios por separado».
A partir de esto, Inaes dispone que mediante declaración jurada las cooperativas den cuenta de su acatamiento a esta orden y adjunten «modelo de factura», recordando que tras un plazo de 10 días podrían recibir sanciones por incumplimiento.

Autonomías.
En principio, las cooperativas tienen en su naturaleza la autonomía para, a través de sus asambleas, darse sus propias normas de funcionamiento en los servicios que están gestionando. Además, aunque no por escrito, el Inaes había resuelto respetar las autonomías provinciales.
De estos derechos se aferran las cooperativas pampeanas, algunas de ellas con mandato en asambleas extraordinarias para facturar del modo que lo hacen, y de un acuerdo antiguo y vigente con la Administración Provincial de Energía, el organismo estatal mediante el cual se concesiona el servicio eléctrico.

Preocupación.
Ayer, el ex subsecretario de cooperativas de la provincia y actual gerente de la Cooperativa de Servicios de Macachín, Claudio Marrón, dijo a LA ARENA que tomó «con dolor y preocupación» las expresiones del presidente Mauricio Macri y esta decisión sobre la facturación de la energía.
«Creo que el presidente no sabe de lo que habla o alguien lo asesora mal», indicó y dijo sentirse «muy dolido por las acusaciones sin fundamento».
«Somos muchos en todo el país los dirigentes que hemos dado lo mejor de nosotros por el bienestar y crecimiento de nuestros pueblos, gestionando los servicios que no son apetecibles para el capital privado», recordó.
Se preguntó si Macri «sabe qué son los servicios de sepelio, enfermería, ortopedia, ambulancia o alumbrado público que tenemos gracias a las cooperativas» y también «si nosotros desaparecemos, la presidencia de la Nación se va a hacer cargo de darnos en los pequeños pueblos la calidad de vida que tenemos gracias a nuestra propia organización comunitaria que son las cooperativas».
Fustigó también al bonaerense Ariel Guarco, actual presidente de la Asociación Cooperativa Internacional, que como reprodujo ayer LA ARENA dijo estar «un poquito preocupado». Marrón sostuvo que «tal vez porque fue con el presidente a la gira por Asia y está en otros círculos tiene esta postura» de tibieza» y añadió que «es probable que se haya olvidado de sus orígenes como dirigente de la cooperativa de servicios de Coronel Pringles».

«Declaraciones desacertadas».
Un camino similar recorrió con sus conceptos Jorge Páez, presidente de la Cooperativa de Servicios de Doblas. «Las declaraciones del presidente son desacertadas y además nos duelen», dijo.
«Nos duele a los que estamos en esto, en una cooperativa chica como esta, que tiene todos los servicios porque nadie se interesa por invertir en pequeñas localidades, porque no es rentable», agregó y se preguntó «qué sería de nosotros sin esta institución que nos da lo que necesitamos».
Sostuvo que «el presidente tiene un gran desconocimiento de cómo funciona una cooperativa, especialmente en un pueblo pequeño. Somos nosotros mismos gestionando los servicios y facturamos lo que entre todos decidimos en una asamblea, no hay nada más democrático que eso. Nos duele esto porque sabemos lo que es el día a día en nuestra cooperativa».
Recordó que en los días previos a las elecciones primarias del mes que pasó, tuvo un cruce de opiniones con el candidato macrista Carlos Javier Mac Allister, partidario de la privatización de todos los servicios. «No entendía porqué la cooperativa tiene tantos servicios y porqué no estaban en manos privadas. Le explicamos que básicamente es porque nadie invierte en una localidad pequeña, de baja escala y terminó admitiendo que sabe realmente poco de la realidad de las cooperativas», destacó.

Reacciones y medidas
Ayer por la mañana, la gran mayoría de las cooperativas de servicios públicos, pampeanas y de todo el país, recibieron en sus correos electrónicos copia de la resolución del Inaes sobre la facturación de la energía. Y si bien no hubo muchas voces oficiales y públicas respecto a los caminos a tomar, fueron incesantes las comunicaciones durante todo el día y entre cooperativistas y sectores políticos.
Mientras se esperan señales desde Casa de Gobierno, los cooperativistas intercambiaron opiniones y hoy podrían darse algunas reuniones algo más concretas en el marco de la Federación, Fepamco, según pudo saber LA ARENA.
En el afán de recabar información, ayer se supo que la provincia de Chubut (que junto a La Pampa tienen todo el servicio eléctrico en manos cooperativas) decidió mantener sin cambios la situación en lo previo a este nuevo embate, algo similar a lo que en La Pampa quedó bajo el paraguas protector de una resolución de la Administración Provincial de Energía de 2005 que desde entonces regula el tema facturación y desde su carácter de concedente del servicio.
«El Inaes no concesiona ni la energía ni ningún otro servicio, sólo es un órgano de control de otros aspectos que hacen a la vida de las cooperativas. Como no tiene nada que ver con el servicio eléctrico, ninguna potestad tiene para decidir cómo se factura, eso es tema de quién lo concede y quién lo distribuye», se atajan.
En la provincia de Buenos Aires, una disposición dispuso una medida similar a un «no innovar» y analizar la cuestión, paralizando cualquier cambio compulsivo, mientras que en la víspera dirigentes pampeanos recibieron pedidos desde Santa Fe referidos a la resolución de APE que «protege» a La Pampa. En cada caso, el «respeto a las autonomías provinciales» se impone sobre la insólita decisión de Mauricio Macri para castigar «las avivadas».