Inicio La Pampa Crece el malestar en el radicalismo

Crece el malestar en el radicalismo

DESAFILIACION POR EL "CASO AGON"

El diputado provincial electo Mauricio Agón está enojado con la conducción de la UCR. Cree que no lo defendieron como se debía de las acusaciones que lanzó contra él la expropietaria de Caprice Bijou, quien en el año 2002 lo denunció por estafa y días atrás salió a reclamar al partido radical que lo bajara de la lista.
Por la causa que se abrió con aquella denuncia de la comerciante Norma Niestempski, en noviembre de 2008 Agón aceptó la responsabilidad de los hechos y se acogió a la figura de la suspensión del juicio a prueba (probation), logrando así quedar sin antecedentes penales.
Ese malestar, según fuentes del propio radicalismo, llevó a que el domingo, el hombre que llegó a la lista de candidatos a diputados de la mano de Juan Carlos Marino, dejara sin fiscales las mesas de la Escuela 219, a la que solo llevó a un fiscal general. De acuerdo a esa versión, Agón ni siquiera estuvo personalmente allí, trabajando en la fiscalización. El establecimiento tenía siete mesas. La actitud del legislador electo habría acarreado un malestar aún mayor al interior del partido centenario.

Otra denuncia.
En las últimas horas, a la denuncia pública de Niestempski se sumó también la de otra comerciante, Irene Patiño, quien aseguró que en aquellos años, Agón le hizo lo mismo que a los dueños de Caprice Bijou. «Yo tenía una despensa, se presentó como gestor y comenzó a llevarme los papeles y a pagar mi monotributo. Cosa que nunca hizo, me estafó durante un año y medio, se quedó con mi dinero. Estuve 5 años pagando la deuda más los intereses», relató en un posteo de Facebook.
Al igual que Niestempski, Patiño reclamó que no asuma en su banca.

Desafiliación.
Otro que directamente anunció su desafiliación del radicalismo, enojado porque el partido no sacó a Agón de la lista, fue Gustavo Diván, quien formó parte en su momento del Comité Radical de General Pico.
«Hace días vengo masticando una decisión muy ‘pesada’ para mi forma de ser, soy un tipo que reniego y me gusta la política. Siempre desde afuera, pero muy involucrado y defendiendo las banderas de mi querida UCR. Hoy siento vergüenza que desde el seno de mi querido partido no se hayan tomado medidas para bajar de la lista de diputados provinciales a Mauricio Agón (…) aunque fuimos varios los que hablamos con diferentes dirigentes radicales y casi al unísono nos decían que no podían hacer nada», sostuvo en las redes sociales.
«Si esta persona está apañada por el senador Marino (como me dicen) a mí me importa un bledo. Los dirigentes de la UCR son los responsables absolutos y cómplices (…). Hoy he tomado la decisión de enviar mi nota de desafiliación a la UCR (…). Desde hoy paso a hacer independiente», concluyó.