Inicio La Pampa Crecen los casos de violencia de género en 25 de Mayo

Crecen los casos de violencia de género en 25 de Mayo

"EL FUNCIONAMIENTO DE LAS INSTITUCIONES ALIENTA DENUNCIAS"

El oficial subinspector Martín Nahuel Amutio, a cargo de la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia de la Regional IV, admitió que hay un notorio incremento de denuncias por cuestiones de género en los últimos meses. El funcionario entendió que esta realidad tiene correlación con que el sistema de protección está funcionando correctamente en 25 de Mayo. «En la parte oficial estamos trabajando en conjunto con la Justicia y el municipio, y también con instituciones intermedias; todo lo cual le da contención a las mujeres y las alienta a denunciar», sostuvo.
En los últimos años, a la sombra de la aparición de la industria petrolera en la región, 25 de Mayo explotó económica y demográficamente. Ello trajo aparejadas cuestiones sociales que el Estado tuvo que abordar. Una de las aristas fue el crecimiento de los casos de violencia de género y familiar, o doméstico.

Más denuncias.
El oficial Amutio charló con LA ARENA y brindó su visión de la situación. «Sin dudas que las denuncias crecieron. En lo que va de este año, mes y medio, registramos un promedio de cuatro denuncias por semana, 21 en total. Es una tasa bastante alta», admitió.
El funcionario policial señaló que una de las aristas de esta escalada de visualización de casos tiene que ver con el aumento poblacional. «Acá el crecimiento demográfico es permanente y eso tiene directa incidencia en el tema. En el censo de 2006 se registró una población de cerca de 15 mil personas, hoy, según datos que recogemos hoy, en especial de las fuerzas políticas que están haciendo campaña para las internas y manejan padrones, estaría arriba de las 18 mil», reveló.
La contención y concientización también operan favorablemente sobre dar a conocer incidentes. «Pero mi visión es que no se trata de un crecimiento de esta triste realidad, se trata que las mujeres hoy se animan más a denunciar estas situaciones. ¿Por qué? Porque se sienten contenidas y protegidas por el sistema del Estado y también por la importante tarea que realizan las instituciones intermedias que abordan estos temas y han cambiado el paradigma de los derechos de la mujer.

Tarea conjunta.
Amutio aseguró que institucionalmente están funcionando bien. «Cuando alguien viene a denunciar un caso nosotros le tomamos la denuncia y le damos intervención a la Justicia. Y acá hay que resaltar la tarea de la fiscal Eugenia Bolzan, quien a la hora que sea está al pie del cañón para resolver de inmediato, lo que es un enorme respaldo a nuestra gestión. También estamos en consonancia con el área de Acción Social de la municipalidad que, a través de su equipo interdisciplinario, nos dan respuestas ante nuestro requerimiento para contener a las víctimas», explicó.
«En 25 de Mayo creo que estamos trabajando muy bien, aunque siempre hay errores y cosas para mejorar. Pero lo cierto es que las partes involucradas en resolver estas situaciones, policía, Justicia y municipio, estamos funcionando bien, y trabajando en conjunto para darle respuestas a las víctimas», concluyó Amutio.

Ultimos casos.
Como muestra de lo que reveló el responsable de la Unidad Funcional de Género, durante el fin de semana hubo varios casos. En uno de ellos, ocurrido la semana pasada, fue detenido un efectivo policial que podría ser pasado a pasiva «Se trata de un personal que tiene tareas en otra localidad pero que vive en 25 de Mayo, su pareja denunció agresiones y de inmediato fue demorado. Más tarde fue liberado bajo la obligación de exclusión del hogar y otras medidas restrictivas», explicaron fuentes policiales.
En tanto el fin de semana se produjo otro caso de violencia de género. Fue de madrugada en una vivienda en la calle Puelén. El agresor fue detenido y luego liberado bajo medidas de restricción.
También el fin de semana una madre de una menor hizo una presentación para preservar su derecho de patria potestad. Reveló que el día que su hija cumplió 14 años, se presentó en su hogar un hombre de 27, a quien le alquila un departamento en los fondos de su casa, quien le pidió permiso para oficiar de novio de la adolescente.
«Según denunció la vecina, se enteró de la situación cuando el joven tocó a su puerta portando una torta para festejar el onomástico de la menor, momento en que él y su hija le pidieron autorización para ‘andar de novios’. La señora en su presentación ante la policía dejó expresado que no autoriza la relación. Ante esto la Justicia impuso medidas de restricción y el joven debió fijar domicilio en otro lugar», concluyó la fuente policial.
Y, finalmente, el lunes al mediodía, un vecino se presentó en la dependencia policial para denunciar que su ex esposa lo había agredido en la vía pública momentos antes. Refirió que en momentos en que estaba frente a su domicilio, la mujer, con quien mantiene un litigio por la división de bienes en un expediente de divorcio, lo agredió físicamente. Hay una investigación en curso.