Crimen de Mora: acusado seguirá preso

HOMICIDIO

Alexis Johnatan Fontán, de 34 años, el único detenido por el crimen de Marcelo Herminio Mora (39), ocurrido el sábado por la tarde en Villa Germinal, seguirá en prisión hasta que finalice la investigación. El juez Daniel Ralli lo imputó por homicidio simple y, atento al pedido del fiscal de la causa, Oscar Cazenave, le dictó la prisión preventiva hasta la finalización del proceso judicial.
La audiencia se realizó a las 10 de la mañana en la Sala Penal del Centro Judicial de Santa Rosa. Fontán fue asistido por la abogada defensora oficial Paula Arrigone. Las únicas palabras que pronunció el acusado, quien por momentos pareció dormirse en la sala de audiencias, estuvieron dirigidas al juez para solicitar que no lo encierren en la Alcaidía de Santa Rosa, donde, según dijo, lo estaban “esperando”.
El pedido le fue denegado, aunque el magistrado le garantizó que se tomarían todas las medidas de recaudo para su seguridad en el lugar.
Cazenave justificó el pedido de prisión preventiva por la pena que enfrentará el acusado, la cual prevé entre 8 y 25 años de prisión. Para el fiscal, existe peligro de fuga, en caso que Fontán espere la resolución del proceso en libertad.

Medidas de prueba.
Además de la cárcel para el imputado, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó dos medidas de prueba: la revisión del contenido del teléfono móvil del acusado y la realización de una rueda de reconocimiento. Esta última motivó el pedido a los medios de prensa para que las fotografías que se tomaran a Fontán durante la audiencia se publicaran pixelando su rostro.
El homicidio de Mora ocurrió el sábado en la calle Esmeralda, entre Donati y Filiberto, en el barrio Villa Germinal. La víctima murió cuando la Policía lo trasladaba al hospital Lucio Molas. En un principio, los detenidos por el crimen fueron cinco, pero con el transcurso de las horas, la Justicia decidió liberar a cuatro de ellos y solo Fontán quedó como acusado por la autoría del asesinato.
Tres de ellos habían intentado huir de la escena a bordo de un Fiat Palio, pero fueron abordados por efectivos de la Seccional Segunda que acudía a una presencia cerca de donde aconteció la reyerta. En el lugar de la aprehensión se halló el cuchillo (tipo serrucho), elemento que habría sido utilizado para cometer el ataque.

Una pelea.
Según los datos a los cuales accedió LA ARENA, dos grupos de personas, integradas por al menos tres hombres por bando, tuvieron una discusión en plena vía pública e iniciaron una pelea. Si bien el móvil por el cual se produjo el incidente aún es investigado, se pudo saber que inició tras los piedrazos que los integrantes de uno de los bandos arrojó hacia el vehículo donde se movían otros tres individuos. Fue allí cuando se trenzaron en una pelea y una de las personas que circulaba en el rodado tomó un cuchillo y apuñaló a Mora, que recibió dos puntazos profundos a la altura de la tetilla izquierda.
Luego del ataque quienes se movían en el auto huyeron; dejando a la víctima tendida en el suelo y a la guarda de sus dos compañeros.
Escasos segundos posterior al enfrentamiento, una patrulla de la Seccional Segunda pasó por el lugar y fueron alertados por los compañeros del hombre que yacía malherido sobre la tierra de la calle Esmeralda. Los efectivos cargaron en el móvil al muchacho apuñalado y lo trasladaron hacia el hospital, a donde lamentablemente habría arribado ya sin signos vitales.

Cuchillo serrucho.
Luego de ocurrido del ataque los tres individuos que circulaban en un Fiat Palio color blanco (dominio DBC866) se dieron a la fuga; pero fueron atrapados en la intersección de Esmeralda y Antártida Argentina -a poco más de una cuadra de la escena del crimen-, frente a la Posta Sanitaria; justo al momento que un patrullero acudía a una presencia.
Allí los efectivos interceptaron el rodado de donde descendieron tres muchachos, uno de ellos con un cuchillo que posteriormente arrojó en el suelo. El elemento -que quedó secuestrado para ser peritado- habría sido el utilizado para provocar las heridas mortales en el cuerpo de la víctima. El rodado, en tanto, que tenía la ventanilla izquierda trasera rota -se cree que por el impacto de los piedrazos-, quedó secuestrado en Criminalística.