Crisis en el comercio: caen las ventas y se cierran más negocios

CRECE LA PREOCUPACIÓN EN LA PAMPA POR LA ACTIVIDAD ECONOMICA

La actividad comercial en la provincia está “estancada” porque la “economía no crece”, alertó la Cámara de Comercio de La Pampa. En tanto, en la provincia de Chubut declararon por decreto la “emergencia comercial” por 180 días.
La caída del consumo continúa generando problemas en el sector del comercio en la provincia y mantiene preocupados a los empresarios locales, a partir del complejo contexto económico que ocasionó las medidas tomadas por el gobierno nacional.
“Las ventas han bajado, eso es cierto. Por ejemplo, el Día del Padre cayeron un 6,4 por ciento según la CAME, con respecto al año pasado”, aseguró el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de la provincia, Roberto Nevares.
Al dar cuenta de la situación, agregó a este medio que “la actividad en el sector está estancada” porque “la economía no crece” y destacó las líneas de créditos implementadas por el Banco de La Pampa y del gobierno provincial.
Además, reconoció que “realmente” hay cierre de comercios aunque también señaló que “mientras tanto también hay otros que abren. Han cerrado algunos grandes que son los que más se ven. Hay un panorama de recesión”.
Sobre la suba del dólar, Nevares dijo que “está empezando a tener su impacto en el comercio” de La Pampa, porque “cuando se dio el salto (del precio de la moneda estadounidense) algunos dejaron de vender y esperaron un poco, ahora están llegando una lista nueva de precios”.

El caso Chubut.
La alarmante situación también se observa en otros puntos del país, con casos extremos y críticos como Chubut, donde el gobierno provincial declaró por decreto la emergencia comercial, con el apoyo de Federación Empresaria de Chubut (FECh) por unos 180 días.
Esa declaración establece entre otras cuestiones líneas de créditos con una tasa diferenciada del Banco Chubut, suspensión de intimidaciones por Ingresos Brutos y Sellos y de las ejecuciones fiscales de deudas, además de planes de pago con facilidades y reducción de hasta el 50 por ciento de tasa.
La iniciativa fue consensuada con las diferentes cámaras empresariales de la provincia. Por su parte, el senador nacional por Chubut, Alfredo Luenzo, está trabajando en relación a la obtención de beneficios que incluyan a la AFIP. “Hace meses que venimos trabajando con el organismo y ahora veremos si este decreto alcanza para declarar la Emergencia Tributaria”, dijo a los medios de aquella provincia.
“Si lo logramos, esto representa una prórroga en los vencimientos por 6 meses por lo menos”, dijo el senador.
En La Pampa, aclaró el jefe de la Cámara de Comercio pampeana, Nevares, el contexto es diferente: “Chubut tiene una situación más compleja que nosotros, porque en nuestra provincia estamos complicados pero no tanto, ellos creo que tienen cortada la cadena de pago”, indicó.

“Le tiene miedo a los pobres”
“Para Nevares es más coqueto ver gente en las veredas (de las confiterías) y considera vulgar observar a los que venden ropas o relojes en la vía pública”, dijo el concejal Marcos Cuelle. Fue en respuesta a los dichos del presidente de la Cámara de Comercio, Roberto Nevares, quien cuestionó a los ediles por no actuar contra los vendedores ambulantes.
Nevares, en la sesión del jueves pasado del Concejo Deliberante, acusó a los representantes de ese cuerpo legislativo local porque desde el advenimiento de la democracia son parte de la decadencia de la ciudad. “Antes de la democracia, los gobiernos eran de facto, por eso me llama la atención la aplicación de esa frase del presidente de la Cámara de Comercio”, sostuvo Cuelle.
“Aparte, me parece que la ley, para el estado municipal, es pareja para todos. No hay diferencias entre unos y otros, porque si los vendedores ambulantes no pueden estar en la vía pública, porque es un espacio común para todos, tampoco podrían estar las sillas y mesas de las confiterías. Tampoco podrían estar los autos en lugares que no están permitidos que se expongan”, añadió el edil radical.
“El estado municipal es justo con todos, de acuerdo a lo que dice la Constitución, y a todos les cobra un canon por ocupación del espacio común”.
“Lo que pasa es que (para Nevares) es más coqueto ver una vidriera con gente tomando o consumiendo en una silla cerca de la calle y le resulta vulgar, mediocre o feo ver gente vendiendo ropa o relojes en la vía pública”.

Aporofobia.
“Obviamente, (Nevares) tiene una patología: la aporofobia, que es el miedo a los pobres y por eso quiere ver cómo los sacan de la postal de la ciudad de Santa Rosa. Y lo mismo le pasa con los lavacoches o cualquiera que cambie esa postal que él quiere de la ciudad”.
Marcos Cuelle continuó: “No se da cuenta del desequilibrio estructural que tiene la Argentina, que puede ser consecuencia de lo que hizo el estado, pero prefiero mil veces a la peor de las democracias a la mejor de las dictaduras”.
“Hay que ponerse en la piel del otro, ver por qué llega a esa circunstancia. Debe ser redivertido estar afuera con cuatro grados bajo cero vendiendo algo en la calle o mojándose las manos con esa temperatura lavando autos”, ironizó el edil.
“El camino no es el de la exclusión sino de ver cómo los incluimos sin que este proceso se limite solamente al asistencialismo. Hay que ver como a toda esta gente que no puede ocupar el sector privado y el público, le generamos algo que les sea sustentable y digno”, afirmó el concejal de la UCR.