Críticas a las ciclobandas

REALIZARON RECOMENDACIONES A ALTOLAGUIRE

A poco más de 10 días de la demarcación de bicisendas en el centro de Santa Rosa, específicamente en cuatro cuadras de la calle Joaquín V. González, entre Alsina y Avenida San Martín Oeste; desde la Asociación Civil “Movilidad Sustentable La Pampa” le enviaron una serie de recomendaciones al intendente Leandro Altolaguirre.
“Ante la sorpresa de la realización de ciclobanda en la calle González, pese a nuestra recomendación previa a que a la misma no se haga, consideramos necesario hacer las siguientes recomendaciones”, indicaron en una misiva.
“En primer lugar celebramos que se quiera promover el ciclismo urbano como una solución transversal a muchos problemas de nuestra sociedad. Pero no siempre “algo es mejor que nada”. De hecho, hacer “algo” mal trae grave consecuencias. En cuestiones de movilidad puede costar la vida de personas”, reza la nota.
“Para promover el ciclismo urbano se debe trabajar en una red de ciclovías. La misma debe ser coherente, directa, atractiva y segura. Sabemos que estas cuadras son parte de un entramado mayor de una red de ciclovías propuesta por el municipio. La realidad es que la misma no cumple con ninguno de los requisitos arriba nombrados. No se conocen los motivos y fundamentos de las vías seleccionadas para la citada ‘red’, ni el plan de acción para completar la misma”, resaltaron.
En otro tramo de la nota, indicaron que las ciclobandas no cumplen las medidas de seguridad ya que deben tener un ancho no menor de 1.5 metros. “Eso permite el sobrepaso de ciclistas sin tener que salirse de la ciclobanda. En el caso de las ciclobandas pintadas en la calle González, las mismas tienen un ancho de 1.2 metros. A todo ello, debemos sumar la incompleta señalética horizontal y vertical, no solo sobre calle González, sino en los sectores de mayor peligro para el ciclista, las intersecciones”.
Por otro lado, se quejaron porque el sistema de ciclobandas trae mayor conflictividad en el tránsito por automovilistas que no respetan la prohibición de estacionar y ciclistas que al verse obligados a entrar y salir de la ciclobanda prefieren utilizar otro carril que les permita ir derecho y sin interrupciones en su camino.
“Promover la movilidad sustentable no es cuestión de dinero, sino de decisiones de gobierno y políticas públicas. Atento el costo que pintar esta ciclobanda le significa al municipio, creemos que el mismo podría haber sido destinado a otras soluciones permanentes y que ayudan de manera más efectiva a fomentar la caminata o el uso de la bicicleta como medio de transporte”, continuaron.
“Lamentamos no haber sido tenidos en cuenta para debatir este tema antes de su implementación”, concluyeron.