Inicio Cuestionó a Kroneberger por candidatura de Agón
Array

Cuestionó a Kroneberger por candidatura de Agón

REALICO: DIRIGENTE RADICAL SE DESAFILIARA

El dirigente radical Mario Díaz, realiquense y ahora radicado en Buenos Aires, pero que sigue votando en esta localidad, cuestionó duramente a la dirigencia del partido provincial por permitir que Mauricio Agón, vinculado a una causa por estafa, sea diputado provincial a partir de diciembre. Anunció que se desafiliará.
Díaz, que presidió la juventud radical en La Pampa, entre otros cargos dentro de esa fuerza política durante 35 años, a través de su cuenta en Facebook cuestionó al ex candidato a gobernador Daniel Kroneberger por no tomar una decisión y permitir que el electo legislador Mauricio Agón (condenado y cumplió una probation por estafa en 2008) llegara a la Cámara de Diputados.
«Debo anunciar una decisión muy triste para mí, pero tomada en el marco de la tranquilidad de conciencia y de la lealtad a mis convicciones. Durante 35 años milité en la UCR de La Pampa. Fui presidente de la JR provincial, vice de la nacional, delegado al Comité Nacional del partido, presidente de la UCR de mi pueblo, fui funcionario legislativo, jefe de campaña de dos elecciones provinciales. Y también fui -mayoritariamente- un militante raso, pero seguro de mis convicciones, valores y conducta. Fundamentalmente, conducta», escribió.
«Sé que la política partidaria está llena de miserias, y las presencié, las viví, tratando siempre de evitar que salpicaran mi ánimo o me hicieran desviar de un camino virtuoso. También aprendí mucho sobre el compañerismo y la solidaridad, y forjé amistades que conservo hasta el día de hoy. He conocido -en esos años- a docenas de personas valiosas, capaces, honestas, con vidas y trayectorias forjadas en el trabajo responsable y en conductas ejemplares. Eran los que siempre quedaban fuera de las listas, pero ponían su trabajo arduo para las listas que integraba la UCR», señaló.

«Cachivaches».
En su relato aseguró: «Me he cansado de manifestar mi orgullo porque nuestros candidatos tenían currículum y no prontuario. Pues bien, desde hace algunos años hemos decaído, en listas armadas por cuatro dirigentes, que las plagaban de amigos, socios, y alcahuetes. Dejando como valores secundarios la capacidad y la conducta decente. Y otorgaban reelecciones a esos ‘cachivaches’, en función de la ‘lealtad’ demostrada al caudillo, como única condición».
Díaz agregó: «Gracias a eso, he visto a personas valiosas migrar a otros partidos, o irse a sus casas, desilusionados. Pero esta vez llegamos al colmo. Llevamos un candidato a diputado que fue imputado por la Justicia por múltiples estafas, falsificación de instrumento privado, ejercicio ilegítimo de una profesión. Cuando los damnificados por este personaje hicieron pública su historia, supuse que renunciaría, o en su defecto el candidato a gobernador o el resto de los integrantes de la lista, pedirían su apartamiento».
Al respecto, reprochó que «no renunció, lo cual marca a las claras la catadura moral del personaje, y su empecinamiento en lograr el poder y dinero que confiere la diputación. Voracidad por poder y dinero, como ya había exhibido en la conducta delictiva que la Justicia le imputó. Y que -evidentemente- no había cambiado. Demostró seguir teniendo los mismos ‘valores’ éticos que cuando fue denunciado».

«Se lavó las manos».
«Le escribí a nuestro candidato a gobernador, manifestándole que era un error no tomar cartas en este tema y limpiar la lista. Se lavó las manos, al igual que el resto de los integrantes de la lista. Todos cómplices, callando por un puesto».
«El acusado de estafador, que se redimió con ‘trabajo comunitario’, será diputado por cuatro años, gozará de una jugosa dieta, tendrá autos con chofer, gastos de representación, empleados y asesores, manejará varias decenas de miles de pesos mensuales en subsidios, y votará a los jueces que van a juzgar a los pampeanos, votará las leyes que deberán acatar los pampeanos… Esas personas trabajadoras y decentes quebraron, y debieron irse de La Pampa. El es premiado con una diputación y los privilegios que ella conlleva», remarcó.
«Esta es la UCR de complicidades cuasi mafiosas que tiene La Pampa, complicidades, porque nadie de la lista, ni de la dirigencia del partido levantó la voz para hacer un reclamo ético por este tema. Yo ya no puedo pertenecer a esa fuerza política», concluyó.