David Bravo ya está lanzado y Abel Abeldaño aún espera

EL DESDOBLAMIENTO ACELERO LOS TIEMPOS POLITICOS EN 25 DE MAYO

La decisión del Congreso del Partido Justicialista de avanzar con el desdoblamiento de las elecciones nacionales y provinciales del próximo año, en las que las locales irán en junio, movilizó al estamento político veinticinqueño. El que primero reaccionó fue el ex intendente David Bravo que anunció su regreso al ruedo político mediante su candidatura a nivel local. En tanto el actual mandatario municipal, Abel Abeldaño, presidió una reunión en la sede del PJ donde sus allegados aseguraron que “se habló del Congreso pero no de candidaturas”.
El ex jefe comunal de 25 de Mayo, entre 2007 y 2015, fiel a su polémico estilo, fue el primero en reaccionar ante el posible adelantamiento del proceso electoral pampeano. A mediados de julio hizo su reaparición política mostrándose en una foto con Nicanor Romero en lo que señalaron como una recorrida barrial para recoger inquietudes.
Esa exposición fue realmente sugestiva. Romero fue su último viceintendente, pero a mediados del 2015 se distanciaron y éste comenzó a militar en el PRO. LA ARENA señaló entonces que parecen zanjadas las diferencias políticas de otrora. No obstante no dejaron claro cuál es el contexto político que van a encarnar. Hay tres posibilidades: que Bravo se haya acercado al PRO, que Romero haya reencauzado su pertenencia al MPV, o que ambas fuerzas conformen una alianza para 2019.
Tras esta aparición pública, el 30 de julio, Bravo recibió un baldazo de realidad cuando la jueza subrogante del Juzgado Federal de Santa Rosa, María Gabriela Marrón, lo procesó por el delito de partícipe de trata de personas e incumplimiento de deberes de funcionario público en el caso de habilitación irregular del cabaré “Venus”. Tiene en su haber una condena de 7 meses de prisión en suspenso y 14 meses de inhabilitación por el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público por la habilitación de otro cabaré, El Rancho, que ya está cumplida.

Blanqueó candidatura.
Luego Bravo blanqueó sus intenciones en una entrevista radial con el periodista local Miguel Villablanca, su vocero de prensa en épocas de su gestión. Allí el ex jefe comunal no solo admitió sus aspiraciones de ser nuevamente intendente, sino que repartió palos para el actual jefe de gobierno municipal, Abel Abeldaño, y para, quien fuera uno de sus mentores políticos, el gobernador Carlos Verna.
Lejos de llamarse a silencio, Bravo redobló la apuesta al referirse a las medidas judiciales en su contra. “Estas cuestiones que tienen que ver con la parte legal, no me van a detener, en absoluto”, dijo.
También fustigó a la gestión de Abeldaño afirmando que “la gente fue engañada y se fue desilusionando, ajenos y propios, muchos se han bajado de ese colectivo”, y pronosticó que “no tienen idea de lo que hacen ni de la responsabilidad que tienen, les van a caer denuncias en camiones”.
Una de las sorpresas en esta catarata de acusaciones, es la descarnada crítica a la gestión del gobernador Carlos Verna, su mecenas político. En su aparición radial hizo una fuerte crítica a las políticas provinciales en detrimento de la gente de 25 de Mayo, especialmente en el cupo de viviendas, pero fundamentalmente al apoyo al actual intendente: “no tiene la culpa el chancho sino quién le da de comer”, criticó.

¿Y Abeldaño?
En tanto en el PJ no parecen tener tantas urgencias. El jefe local de esa fuerza, Abel Abeldaño, reunió su tropa la semana pasada en la sede del peronismo.
Allegados a esa fuerza política aseguraron que lograron reunir a una buena cantidad de dirigentes y militantes. Allí, según una fuente, solo se habló del Congreso partidario en Quemú Quemú, y especialmente de la decisión de autorizar a las autoridades provinciales a establecer los mecanismos para desdoblar las elecciones nacionales y provinciales.
Cuando este diario consultó sobre si se habían tocado temas relacionados con las candidaturas de orden local, donde el actual mandatario es su natural candidato, hubo un rotundo no, al tiempo que desestimó versiones de una supuesta fórmula. “Abeldaño en la reunión del PJ ni tocó ese tema, claro que es algo que importa porque si se concreta el desdoblamiento adelanta los tiempos políticos, pero él maneja sus tiempos y así se respetará”, concluyó el vocero.