“Debemos cerrar el conflicto”

REUNION CLAVE ENTRE VENDEDORES AMBULANTES Y EL MUNICIPIO

En vísperas de la reunión de hoy entre las autoridades municipales y los vendedores ambulantes, diez de los trabajados -que aún quedaban con sus puestos en la calle- continúan en búsqueda de un local para alquilar. La comuna dio plazo hasta la semana que viene para que los vendedores definan su situación.
Tras dos meses de conflicto, la problemática que generó un intenso debate entre los vecinos de la ciudad está llegando finalmente a su desenlace. Si bien, no era lo esperado por parte de los vendedores, quienes siempre manifestaron su intención de continuar su actividad como ambulantes en el radio céntrico, en estos días deberán decidir que opción tomar: alquilar asociativamente un establecimiento comercial céntrico o, en su defecto, pautar con la Municipalidad de Santa Rosa un punto de relocalización.
Como novedad de la disputa, uno los vendedores consiguió un lugar donde desarrollar su actividad y ya son tres los que abrieron sus negocios. “El plazo aún está abierto mientras estén con alguna posibilidad cierta de instalarse. De lo contrario, deberán reubicarse fuera del microcentro”, confirmó a LA ARENA la directora de Desarrollo Local, Elida Deanna.
El municipio había dado plazo hasta esta semana para que los vendedores ambulantes que aún no encontraron local para alquilar pudieran buscar distintas opciones en el centro de la capital. Pero como no pudieron cerrar ningún contrato y los lugares que vieron tienen altos precios, la comuna decidió esperarlos hasta la semana que viene.

En detalle.
“De los once que quedaban, uno consiguió reubicarse en un local individual a media cuadra de la plaza San Martín”, indicó Deanna. “El resto continúa buscando, pero aún no hay certezas. Esta semana fueron a ver dos lugares, pero en los dos necesitan hacer refacciones y eso eleva el costo inicial. Ahora van a ir a ver otros tres establecimiento céntricos”, señaló al respecto de la situación de los diez trabajadores que aún no pudieron concretar el alquiler de un local comercial.
De esta manera, de no llegar a un acuerdo, el municipio procederá a relocalizar a los vendedores ambulantes en algún punto de la ciudad -que se elija en consenso con los trabajadores- para que puedan continuar con su actividad. “Dos, te podría decir tres, de ellos ya han planteado la situación de la reubicación. De caerse la posibilidad de los locales, un punto propuesto es la calle Rivadavia hacia el este”, amplió la funcionaria municipal.
La directora dejó en claro que -durante la reunión de hoy- se espera que se esclarezca la situación de los vendedores y que se llegue así a la solución de un conflicto que se extendió ya por más de dos meses. “Ha sido un tiempo de espera bastante razonable, después de una año que entró en vigor la normativa, ya debemos dar un cierre a esta problemática”, sentenció Deanna.