Debido a la recesión, la AFIP recauda más pero pierde

RECAUDACION NACIONAL EN LA PAMPA CRECIÓ 33 POR CIENTO

El dinero de los impuestos que cobró AFIP creció en términos nominales, pero estuvo 11% por debajo de la inflación. El impacto del atraso salarial, el aumento de la informalidad y la pérdida de puestos de trabajo fueron las causas principales de la caída.
JUAN JOSE REYES
La recaudación tributaria en 2018 en La Pampa estuvo muy por debajo de la inflación cercana al 44% a fines de noviembre, aunque casi dos puntos por arriba de la Nación. El impacto del atraso salarial, el aumento de la informalidad y la pérdida de puestos de trabajo pegó de lleno en la recaudación.
Los impuestos cobrados en la Región Junín, comprende delegaciones de las 2 ciudades más importantes (Santa Rosa y General Pico), fue en 2018 un 33% más que el año anterior, con una percepción fiscal de $14.227 millones, una muestra más del impacto de la recesión y el enfriamiento de la economía ya que fue de casi 11 puntos debajo de la inflación.
Santa Rosa, cabecera de la región, recaudó 65,3% del total con $9.284 millones y la delegación piquense el 34,7% restante, $4.943 millones. La presión fiscal recayó en 225.138 contribuyentes del comercio, industrias, productores, monotributistas y agentes en relación de dependencia.
En cambio, a nivel nacional, el superávit primario trepó a $3.382.644,5 millones, 31,2% mayor que el total de 2017. Hubo una fuerte caída en términos reales por la baja de la actividad y el consumo. Creció el gravamen directo a las Ganancias fruto de la mayor presión fiscal y muy poco Bienes Personales. También creció Débitos y Créditos (cheque) y paradójicamente hubo un ingente aumento del IVA impositivo (41,5%), un gravamen regresivo por naturaleza pues lo pagamos todos por igual independientemente del nivel de riqueza que tengamos.

Debajo de la inflación.
La inflación no solo se comió los salarios sino también la recaudación fiscal en términos reales. El superávit de la AFIP en La Pampa con respecto al año anterior fue de $3.991,6 millones gracias al aporte de 225.138 contribuyentes locales que tributaron más de 14 mil millones de pesos. En el cuadro anexo se aprecian los cuatro pilares de la recaudación. El punto más alto aquí se lo llevó Ganancias con el 25,6% de participación y un total de 3.640 millones; le siguió el IVA con más del 22% (3.151 millones); la Seguridad Social con el 16,1% y 2.274 millones y finalmente el impuesto débitos y créditos bancarios (cheque) con 1.756 millones (12,3%).
En menor cuantía le siguieron rubro otros impuestos con 1.537 millones, el Monotributo con el 7,82% (1.008 millones de pesos) y finalmente Bienes Personales con el 6% restante ($856,1 millones). Preocupa que la suba interanual del 28% de IVA sea muy baja aún con alta inflación. Todo signo de una parálisis económica profunda. Aquí no se contabilizan las retenciones agropecuarias que pagan productores que superó los 350 millones de dólares en soja y pellets sobre una percepción a la oleaginosa de 700 millones de dólares. Es significativa la exigua diferencia que hay entro las dos agencias de recaudación en lo que respecta a el tributo a los Bienes Personales, lo cual indica que por lejos la mayor riqueza provincial está concentrada en el cuadrángulo noreste.
En cambio la delegación allí recaudó 4.943 millones (34,7%)y en la capital 9.284 millones (65,3%). El otro dato particular ha sido lo ingresado por el gravamen al cheque que creció por encima de los 1.700 millones ya que es el medio de pago estratégico del sector agropecuario y comercio (ingresa vía del Banco de La Pampa y solo lo perciben en la agencia Santa Rosa).

Recaudación y recesión.
El ciclo recesivo que ocupó el segundo semestre del 2018 también afectó muy fuerte el frente tributario, ya que el total de transacciones en la economía cayó y por lo tanto lo recaudado en base a operaciones como IVA y Ganancias vio una desaceleración preocupante a lo largo del año. Como uno de los primeros datos económicos de 2019 pudo conocerse que las cifras de recaudación del cobro total de impuestos por la AFIP, Aduana y la Anses durante diciembre y en todo 2018 miro desde abajo la inflación. Tanto para el último mes de 2018 como para todo el año, la recaudación tributaria reflejó un crecimiento por apenas por arriba del 30 por ciento y en La Pampa 33% sin embargo ambos muy lejos de alta de precios por el estancamiento de la actividad económica.
En diciembre, el organismo recaudador recibió $319.921,5 millones; un 36% más que el mismo mes del año anterior. Pero en el acumulado anual, la recaudación llegó a $3.382.644,5 millones, 31,2% mayor que el total de 2017. La evolución de todos los gravámenes es considerablemente inferior al aumento de precios acumulado que llegó al 43,9% hasta noviembre de 2018. El IVA se mantuvo como el ítem que mayor peso tuvo en la recaudación total, por más de $1 billón pero todos gracias a la depreciación del peso y la inflación, aunque el IVA aduanero superó el 47,8% en el año.