Decomisan 10 toneladas de carne en el Puente Dique

(25 de Mayo) – En la madrugada de ayer, personal del Senasa, apoyado por agentes de la Policía de Río Negro decomisaron unas 10 toneladas de carne vacuna con hueso y menudencias que, cargadas en un camión, intentó ingresar ilegalmente a la provincia de Río Negro. Sospechan que una camioneta Toyota Hilux, que pasó antes habría oficiado de “campana”.
La acción corresponde controles de rutina en el puesto caminero en el Puente Dique Punto Unido del lado de Río Negro. En ese marco inspeccionaron un camión que se dirigía desde 25 de Mayo hacia Neuquén y descubrieron la presencia de 6.416 kilogramos de carne bovina con hueso y 300 kilogramos de menudencias bovinas que eran transportadas sin las condiciones de higiene y refrigeración adecuadas. La mercadería no contaba con la documentación sanitaria y el vehículo en que era trasladada, un camión con lona, no estaba habilitado para el transporte de alimentos, por lo que representaba un grave riesgo tanto para la salud de los posibles consumidores como para el estatus sanitario de la región, reconocida como zona libre de fiebre aftosa sin vacunación
Revelaron que la carne se encontraba depositada sobre el piso del vehículo, sin respetar los requerimientos mínimos para el transporte de este tipo de alimentos. Las infracciones mencionadas dieron lugar al decomiso y destrucción de la mercadería, en cumplimiento de los Decretos Nº 4238/68 y 643/96 y de las Resoluciones Nº 58/01 y 82/13, especificaron oficialmente.
El coordinador general de Fronteras, Barreras, Tráfico Federal y Registros del Senasa, Ricardo Cafferata, le dijo a medios zonales que “estos contrabandos que se detectan en los puestos de control tienen que despertar y generar la decisión de las autoridades municipales y provinciales para trabajar integralmente con el Senasa y asumir la responsabilidad que les compete en lo que respecta a la salud pública y al resguardo zoofitosanitario de las producciones locales, con la fiscalización en los puntos de venta de su exclusiva competencia, requiriendo las garantías sanitarias y comerciales”, concluyó.