Decomisaron 200 kilos de carne

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó el viernes por la madrugada un cargamento de 200 kilogramos de carne con hueso que viajaba desde Puelén hacia Río Negro. El secuestro se efectuó en el marco de un operativo que el ente nacional montó sobre el Puesto Puente Dique Colonia Catriel.
Durante esa misma jornada y en el proceso simultáneo de controles vehiculares, los inspectores decomisaron también 400 kilogramos de pollo y 150 kilos de grasa que eran transportados sin refrigeración y que tenían como destino a la localidad de Zapala. Este cargamento circulaba por la ruta Nº 22, y había salido desde la ciudad de Neuquén.
Uno de los secuestros se dio en el puesto Puente Dique Catriel, donde “se detectaron unos 200 kilogramos de carne bovina con hueso que eran llevados en una pick up sin ningún tipo de documentación ni condiciones adecuadas para su transporte”, rezó el parte y agregó que “tratándose además de un producto que tiene el ingreso prohibido a la región, los agentes decomisaron y desnaturalizaron la mercadería, que provenía de Puelén”.
En tanto que el restante control se efectuó algunas horas antes cuando los agentes secuestraron “aproximadamente 400 kilos de pollo y 150 de grasa que eran transportados sin refrigeración”. El procedimiento se hizo en la ruta 22, a la altura del puesto caminero de la localidad neuquina de Senillosa. “Allí, inspeccionaron un utilitario y que estaba cargado con cajas con pollo fresco y bolsas con grasa en rama. Si bien no se trató de un ocultamiento, ya que el conductor expresó que estaba realizando un flete hacia una cámara frigorífica, los productos carecían de documentación sanitaria y el vehículo no contaba con habilitación para el transporte de alimentos ni con equipo de refrigeración; por lo cual se decomisó y destruyó la mercadería”, informaron.

FOTO: ARCHIVO.