Inicio La Pampa Decomisan carne porcina y la incineran

Decomisan carne porcina y la incineran

WINIFREDA: EL PRODUCTO ERA TRANSPORTADO SIN MEDIDAS DE SALUBRIDAD

Personal de la comisaría departamental de Winifreda realizan diariamente operativos de control vehicular e identificación de personas en la zona urbana como así también en caminos vecinales y en el cruce de rutas nacional 35 y provincial 10. Esta semana detuvieron la marcha de un automóvil marca Renault Clio. Al requerirles a sus dos ocupantes que abrieran el baúl, los uniformados observaron que transportaban ocho medias reses de cerdo recién faenados, sin la correspondiente cadena de frío ni medidas de salubridad.
Los agentes secuestraron el producto cárnico -equivalente a cuatro porcinos- y luego fue incinerado. Esta información fue aportada a este diario por el jefe de la comisaría local, comisario Juan Bustos Paulino, quien consignó que la carne porcina era trasladada dentro de una bolsa de consorcio.
Asimismo, el uniformado indicó que «no se pudo establecer si era para consumo propio de las personas que iban en el auto o para ser distribuida en alguna carnicería de la localidad». A su vez, señaló que la Ley provincial 817 «determina el decomiso y la posterior incineración de la mercadería por perder la cadena de frío». De esta manera, Paulino explicó que, con la presencia del bromatólogo de la municipalidad, se llevaron las medias reses al basurero donde fueron quemadas.
Por otra parte, los ocupantes del rodado interceptado por la policía winifredense declararon que habían salido desde Santa Rosa y se dirigían con destino final a Mauricio Mayer. Integran una familia propietaria de un criadero de cerdos en la zona rural de Winifreda.
«Faenan los animales en el frigorífico de Anchorena, pero como no reunían las condiciones de traslado sí o sí se tuvo que proceder de esta manera con el fin de evitar posibles intoxicaciones en los consumidores», apuntó el jefe policial.
«Seguramente en las redes sociales se preguntarán por qué se quemó tanta carne con las necesidades alimentarias que existen y opinarán al respecto, pero si hubiésemos actuado de otra manera y después aparecían intoxicados, las consecuencias podrían haber sido mucho más graves», concluyó Bustos Paulino.

Hurtan bicicletas.
Por su parte, Karina dejó estacionada su bicicleta frente a un comercio y Daniela en el bicicletero e ingresó al gimnasio. Cuando salieron, las dos se llevaron una sorpresa: los rodados ya no estaban en el lugar, se los habían hurtado. Ambas sustracciones se produjeron el miércoles a la tarde-noche con pocos minutos de diferencia.
Las mujeres winifredenses dieron a conocer lo sucedido por las redes sociales y después radicaron denuncias en la comisaría. Los efectivos se movilizaron y las recuperaron al día siguiente en poder de menores de edad. El comisario informó que las bicicletas se las llevaron, aproximadamente, en el mismo horario.
Asimismo, comunicó «nos llamó mucho la atención, pero no queríamos que esto empezara a ser una problemática en el pueblo. Después de una investigación y datos aportados por la gente se logró establecer que los autores fueron dos menores de 13 años. Los encontramos en terrenos del ferrocarril con los rodados. Uno ya estaba desarmado y el otro completo».
También reveló que los menores tenían una lata de pintura y «estaban tratando de pintar otra bicicleta que fue encontrada junto a ellos, ignoramos a quien pertenece, evidentemente la han sacado de otro lugar en otra oportunidad», especuló.
Al preguntarle si le llama la atención la presencia de menores llevando adelante una acción delictiva, se esperanzó con «replanten sus comportamientos y cambien su forma de ser» con ayuda de sus respectivas familias. Aconsejó a los vecinos que utilizan este medio de movilidad que adopten recaudos, «más allá que nadie debe tocar lo que no es suyo».