Inicio La Pampa Del respeto al golpe bajo

Del respeto al golpe bajo

HISTORIAS DEL FUTBOL NUESTRO: PENALES REPUDIO ACTITUD DE SU FUTBOLISTA

El minuto de silencio en la cancha de la Colonia Penal fue ensordecedor. Visiblemente emocionados, a los jugadores de Atlético Santa Rosa les costó mantener la concentración de cara al partido que estaban por afrontar. Ellos mismos habían decidido decir presente pese a que unas horas antes habían recibido un golpe tremendo. Era, a su entender, una manera de homenajear a su compañero Tomás Maina, que el viernes había fallecido en General Acha en un accidente automovilístico.
En todas las canchas de la Liga Cultural de fútbol se hizo un respetuoso silencio para recordar al juvenil de 21 años surgido de Unión Acha, con paso por Deportivo Mac Allister y actualidad en Atlético Santa Rosa. Pero fue justamente en el encuentro que jugó el Albo (visitante del Deportivo Penales) donde las emociones excedieron a lo estrictamente futbolístico.
El respeto inicial de todos los presentes, las miradas al cielo, las lágrimas en muchos rostros y los sentidos aplausos le dieron a unos y otros el empujón necesario para disputar el partido. Ya en el encuentro preliminar de la categoría Sub 20 (finalizó 3 a 3) se habían vivido momentos especiales, que se repitieron en el choque de Primera División que terminó favorable a Penales por 1 a 0.

Golpe bajo.
El cotejo transitó, pese al contexto, por los carriles normales. Pero sobre el final se generó una situación tan indeseable como repudiable, cuando un futbolista del Carcelero agredió indignamente a un rival, mencionando la tragedia que horas antes había terminado con la vida de quien era su compañero y amigo.
«Te deberías haber muerto como el otro», le habría dicho -palabras más, palabras menos- el jugador de Penales a un juvenil de Santa Rosa, que tenía una relación de amistad con Maina y que había ingresado unos minutos antes.
Quizás escudado en los nefastos mensajes de quienes insisten con que en el fútbol «todo vale para lograr un objetivo», el joven de Penales golpeó lo más bajo que se puede pegar, sin medir las consecuencias de su actitud en una situación tan delicada.
Las reacciones de los jugadores de Santa Rosa -y de cada uno de los que se fue anoticiando de lo ocurrido- terminaron con el agresor encerrado en los vestuarios y custodiado por las fuerzas de seguridad. Mientras que el rechazo hacia la actitud de este jugador se hizo general en las redes sociales, donde también muchos no midieron sus comentarios y terminaron cayendo en una bajeza similar.

Repudio del club.
Ayer, ante la gravedad de la situación, el Club Deportivo Penales emitió un comunicado oficial repudiando la actitud de su futbolista, aún sin nombrarlo, y adelantó que solicitará los correspondientes descargos con la finalidad de tomar las medidas que considere necesarias.
«A raíz de lo ocurrido en el partido vs. Atlético Santa Rosa, queremos expresar que nuestro club repudia cualquier accionar o conducta antideportiva», comunicó Penales, una institución en la que día a día se hacen muchas actividades que ponen a los valores por encima de los resultados deportivos.
«Nuestros jóvenes crecen sabiendo que la educación, compañerismo, esfuerzo y respeto entre pares son la base de su formación como deportistas y personas», sigue el comunicado.
«Atento a estas premisas, se solicitarán los descargos correspondientes a las personas involucradas y se accionará de acuerdo a estos principios. Como institución pedimos sinceras disculpas a quienes se hayan visto afectados directa o indirectamente, a la familia del Club Atlético Santa Rosa en su conjunto», cierra el mensaje.