Del tambo a la góndola

LATTAIA

Lácteos Lattaia es una empresa líder en la elaboración y venta de leche y quesos en el norte provincial. En su planta de Caleufú da empleo a 28 personas y está en pleno crecimiento edilicio y comercial.
“La escritura de esta chacra es de 1911 y en 1914 mi viejo ya se instaló, así que desde ese tiempo que pasamos todos por acá”, cuenta Román sobre el largo camino que los Lattaia llevan recorrido en Caleufú, en ese campo que más de un siglo después tiene una fábrica de lácteos que cumple con todos los procesos de producción. Desde el tambo hasta la góndola. Y de ahí, a la mesa.
Román Lattaia tiene 70 años. Hace algunos comentarios y aporta información pero luego escucha con atención y deja que su hijo Dante (44) cuente cada detalle de ese emprendimiento que se puso en marcha en el ’85 y que hoy ya tiene a Gino (23) como la tercera generación de una familia que cada mañana amanece con el ordeñe de esas vacas que garantizan sabor y calidad.
“La verdad que esto se fue armando de puro corajudos porque no teníamos idea de cómo hacerlo. Era un tambo muy pastoril y al principio hacíamos el famoso reparto lechero de botella en domicilios y despensas de Caleufú y pueblos vecinos”, recordó el mayor de los Lattaia.
La minipyme dio sus primeros pasos aprendiendo sobre la marcha hasta que en el ’93 arrancó con la pausterización de la leche. “El tambo comenzó a generar más materia prima, había excedente de leche y con ese excedente incursionamos en los quesos. Primero fue solo el cremoso y el queso barra, por suerte empezamos a crecer y fuimos generando otras variantes de esos productos”, explicó Dante que ya en la adolescencia estaba “de sol a sol” trabajando en la elaboración láctea.
La firma sobrevivió a la grave crisis económica y social de fines de 2001 y tres años después Dante tuvo la chance de viajar a la cuna “de los maestros queseros”, a Italia. “En 2004 recibimos la invitación del CFI (Consejo Federal de Inversiones) para ir a ver empresas lácteas así que fuimos con Quesería de La Pampa -las únicas dos de la provincia- y junto a gente del gobierno. En ese momento teníamos un problema y era que no conseguíamos leche, nos faltaba la materia prima. La demanda era mayor que la oferta porque hacíamos más ventas de las vacas que teníamos. Ahí apareció la gente de La María Pilar -en Catriló- y nos empezaron a vender leche para hacer el queso. Después sumamos a un tambo de Alvear y a partir de ahí fuimos creciendo. Ahora, además de lo que produce nuestro tambo, le compramos a otros cuatro de la provincia”.
Dante recuerda que para hacer ese primer viaje a Europa hubo que recurrir a un crédito. “En eso fueron clave mis tíos. No teníamos plata y estábamos hipotecados por todos lados, así que ellos salieron de garantía para un préstamo del CFI porque si no, no podía viajar de ninguna manera”.
Lattaia produce hoy 20 mil litros diarios y elabora leche, crema y queso port salut y cremoso (“nuestro caballito de batalla es el cuartirolo”, dice Dante). También muzzarella y ricota. “Y hacemos queso barra en semiduro y en duro las variedades son sardo, romano, parmesano. Tenemos reparto con transporte propio en toda la zona norte: Caleufú, Arata, Luiggi, Parera, Intendente Alvear, Realicó, Trenel, General Pico, Castex. Estamos en despensas y supermercados y llegamos a distribuidores muy grandes de Río Cuarto. También vamos a Bahía Blanca y a través de Pampino podemos ofrecer nuestros productos”.

Proyecto ambicioso.
Mientras hace frente a un contexto económico complicado, Lattaia está en plena era de crecimiento, de expansión. Para fin de año sumará 500 metros cuadrados de planta y, junto al gobierno provincial, trabaja para tener su propia identidad a la hora de llegar al exhibidor comercial, cuando el cliente opta por calidad y buen precio.
“Estamos en un proyecto muy ambicioso con la Provincia porque nuestros productos van a ir directamente al consumidor sin perder nada de identidad. Vamos a tener todo nuestro packaging y va a ser una pantalla muy linda para La Pampa y especialmente para el pueblo. Las fetas de queso ya van a salir listas de fábrica, el cuartirolo ya porcionado. Es muy importante porque vamos derecho a la góndola”, explicó Lattaia sobre los nuevos planes industriales de la firma.
Y añadió que “el supermercado solo va a tener que ponerlo en exhibición y así se va a ahorrar mucho costo operativo porque hoy nos tiene que fraccionar y envolver en el papel film. Ahí perdés identidad, entonces ahora vamos a tener nuestro logo, el código de barra y todo lo que nos va a identificar. Y en esto el gobierno fue clave porque nos dio el visto bueno y desde el Ministerio de la Producción nos brindan el respaldo para conseguir la maquinaria. Es un plan ambicioso que nos va a permitir dar un salto de calidad”.

Primer Empleo.
La empresa de lácteos es un motor productivo del norte provincial: da empleo a 28 personas, todas oriundas de Caleufú y la zona. Cinco de ellos ingresaron por el programa ‘Primer Empleo’ y todos quedaron luego del período de prueba.
“Nuestro quesero vino de hacer leña en el monte con el padre, otro muchacho que es también nuestra mano derecha vivía prácticamente en la calle. Todo llevó tiempo y adaptación pero hoy valoran y se brindan por la empresa. Y saben que nosotros estamos acá a la par de ellos, eso tiene un valor muy alto”, resalta Dante junto a su hijo Gino que estudió en la Escuela de Lechería y desde hace un año se sumó al equipo de trabajo de Lattaia.
Cuando la charla ya se acercaba al final y antes del recorrido por cada rincón de esa industria productiva que lleva el sello familiar, Román rompe el silencio para aportar un dato: “Al campo lo tuvimos hipotecado hasta hace 4 meses. No cualquiera hipoteca el campo para hacer algo. Elegimos meterle para adelante siempre y lo que uno se va a llevar, en definitiva, es esa satisfacción”.

La cadena productiva.
En Lattaia tienen en marcha todos los pasos del proceso productivo: el cuidado de los animales, la obtención de la leche, su pasteurización, la maduración de los productos, el envasado y la distribución. “Hicimos un patio de comidas para las vacas, elaboramos nuestro propio alimento balanceado; es la única forma de no depender de nadie. Con las reformas vamos a sumar una saladera que va a permitir que la fábrica pueda trabajar 20 horas por día gracias a la tecnología”, detalló Dante.
La empresa tiene su dirección comercial en la avenida Roque Sáenz Peña de Caleufú y se puede conocer más y saber sobre sus productos en www.lattaia.com.ar