Denuncian amenazas

CONFLICTO EN TOAY

La familia de José Luis “Monedita” Llorens Godoy dio ayer su versión sobre el episodio que terminó con heridos y detenidos el pasado miércoles en la vecina localidad de Toay. Advirtieron amenazas de los agentes de la fuerza y señalaron que el viernes presentaron un habeas corpus para que se finalice con el hostigamiento.
En conferencia de prensa, Marta Godoy, Soledad Llorens, su hija, y su nuera Soraya Montenegro, contaron los hechos sucedidos y rechazaron la versión oficial. Recibieron el apoyo de organizaciones como la asamblea La Poderosa del Atuel y el Movimiento Pampeano por los Derechos Humanos.
Contaron que todo ocurrió en la calle San Luis casa 6 de Toay, cuando Jonhatan Godoy (17 años) estaba junto a su novia y pasó un móvil con los oficiales Esteban Cuello y Silvina Godoy. “Los policías le hicieron un gesto como que le iban a tirar un tiro y el pibe les hizo el mismo gesto, y paró el móvil y se lo querían llevar”, afirmaron. La madre intentó evitarlo. “Corréte vieja, no te metás”, le dijeron.
En este momento, Abril, la novia del chico, fue a buscar a su madre a una casa cercana, y a su padre, Alexis Llorens. Montenegro contó que en ese momento intentó volver con sus niños de 9 y 11 años, para que entren a su casa, cuando el policía Cuello soltó a Jonhatan, la persiguió, la agarró de los pelos y se metió en la vivienda, rompiendo un vidrio con la mano izquierda.
“Cuando me meto en mi casa, Cuello me tironeó de los pelos. Me rompió el vidrio de la cocina con un puñetazo. Después se fueron, y en diez minutos volvieron, se llenó de policías. Querían allanar y no le abrimos la puerta, porque había menores, no tenían orden judicial, empezaron a romper los vidrios, y a tirar con balas de goma, tiraron todo, rompieron el techo”, dijo.
Con carteles pidiendo “basta de violencia policial”, agregaron que “quedamos paralizadas porque tiraron gas pimienta. Se llevaron dos celulares de los chicos” y sobre los motivos que pudieron originar la provocación, contaron que “es porque estamos en juicio contra la policía por la muerte de mi hermano, la policía nos amenazó que no va a quedar ninguno de nosotros con vida para seguir el juicio. Eso dijo la oficial Godoy”.
Marta Godoy denunció que el oficial Cuello le pegó en la cara con la culata de un arma y le quebró la nariz. Además, tiene moretones en el cuerpo, en la cabeza y en los brazos.