Derrame nauseabundo

Los vecinos que viven en la zona de la calle Alem, esquina Oliver, debieron soportar ayer una imagen y un olor muy desagradable: el desborde cloacal generó que los desechos quedaran en pleno asfalto además de que a varias cuadras a la redonda el aire se hacía irrespirable. Lamentablemente una imagen muy repetida en la ciudad.