Inicio La Pampa Desalojan a trabajador del municipio de Dorila

Desalojan a trabajador del municipio de Dorila

CONFLICTO TRAS DESPIDOS

El conflicto que mantiene la Municipalidad de Dorila con los dos trabajadores que despidió semanas atrás, tuvo ayer a la mañana un nuevo episodio, cuando uno de ellos fue echado de su lugar de trabajo por la fuerza pública. Tras ello, acompañado por representantes gremiales de ATE, el trabajador realizó una exposición en Comisaría Segunda de General Pico, para dejar que no hizo abandono del lugar de trabajo.
A principios de semana, referentes de ATE, reclamaron por el despido de dos trabajadores de la comuna de Dorila. La referente gremial, María Ester Campos, dio a conocer la situación solicitó al Gobierno Provincial que auxilie a los municipios para que puedan mantener a los trabajadores.
Según indicó la gremialista, pese a que hubo una «promesa de campaña» de la intendenta Natalia Hollman de incorporarlos mediante contrato, los trabajadores fueron despedidos luego que se les abonara el mes de mayo. Luego de ello, se les aconsejó desde ATE, que pese al despido, no dejaran de ir a trabajar, para no hacer abandono del lugar de trabajo. Eso fue lo que hizo Walter Becerra, pero ayer fue desalojado del corralón municipal, a través de la policía.

Exposición.
«Becerra se presentó a trabajar y fue avisado por la policía del pueblo que si no se retiraba lo iban a retirar por la fuerza. Para no llegar a mayores, hicimos una exposición en la Comisaría Segunda para establecer que no estaba haciendo abandono de trabajo sino para que no fuera detenido», dijo Ramón Montes, secretario administrativo de ATE.
El referente gremial indicó que se pide que el trabajador «deje de estar precarizado» y que «se legalice su situación laboral». Además aseguró que su despido le fue verbalizado pero que no existió una notificación formal y escrita.
Según indicó Montes en diálogo con LA ARENA, Becerra realiza trabajos para la comuna de Dorila desde hace 7 años, aunque recién de diez meses a esta parte, que desarrolla tareas continuas de manera diaria. Explicó que el trabajador maneja automotores de la comuna, y que al requerir vales de combustible, no se los dan.
Por último, señaló que no lograron entablar ningún diálogo con Hollman, ni siquiera después de haber hecho público el reclamo frente a la misma sede de la comuna de Dorila.
«Con la intendenta no se puede hablar, intentamos visitarla, fuimos hacia el municipio y ni siquiera su secretaria nos quiso atender», finalizó.