Desbaratan otra banda narco

ES EL TERCER GOLPE EN UNA SEMANA

En un operativo conjunto la Policía de La Pampa desbarató ayer una banda dedicada al narcotráfico que operaba en la capital provincial y en la ciudad bonaerense de América (cabecera del partido de Rivadavia). A través de una serie de allanamientos las fuerzas lograron decomisar poco más de 900 gramos de marihuana, 100 gramos de cocaína, más de 160 mil pesos en efectivo y dos vehículos. Por el hecho hay cuatro personas que detenidas que serán indagadas mañana en el Juzgado Federal. Se trata de un hombre de 50 años oriundo de América con residencia actual en Santa Rosa, sus dos hijos y un yerno. Este significó el tercer golpe al narcotráfico en territorio pampeano en lo que va de la semana. Los anteriores fueron el pasado sábado cuando se efectuaron nueve allanamientos en diversos barrios de esta ciudad y en localidades del interior. El martes, en el viejo autódromo, se hallaron 33 kilos de marihuana enterrada en panes que tenía fines de ser distribuida en la capital.

Investigación.
De acuerdo a lo informado ayer por el Ministerio de Seguridad, durante la mañana “se llevaron a cabo cinco allanamientos en el marco de una causa Judicial a cargo del juez federal subrogante, Pablo Larriera”. En los procedimientos “se secuestraron más de 900 gramos de marihuana fraccionada, más de 100 gramos de cocaína, balanzas de precisión, $ 166.000 en efectivo y dos automotores”, indicaron. La investigación inició el pasado mes de febrero y estaba encabezada por el fiscal federal Leonel Gómez Barbella, y la participación del Area de Coordinación Operativa de Lucha contra el Narcotráfico de la Policía de La Pampa.
Con el correr de los meses las fuerzas lograron establecer que una banda delictiva se dedicaba a la distribución de estupefacientes. Con los datos obtenidos se hicieron procedimientos en las calles Tello Norte, Erracalde y Stieben, de Santa Rosa; y en dos viviendas de la localidad de América. De los trabajos formaron parte el Area de Coordinación de Lucha contra el Narcotráfico, la División Toxicomanía de General Pico (URII), con un can adiestrado y el Grupo Especial Policial (URI).