Desbaratan una banda de “narcomenudeo”

LA DIVISIÓN TOXICOMANIA HIZO NUEVE ALLANAMIENTOS EN SANTA ROSA, TOAY Y MACHACHIN

Unos 50 uniformados participaron del procedimiento conjunto que arrojó como resultado la detención de nueve personas. También se secuestró marihuana, cocaína, armas de fuego, elementos para fraccionar drogas y unos 100 mil pesos.
La División Toxicomanía de la Policía de La Pampa desbarató una banda narco que se dedicaba a la venta de estupefacientes bajo la conocida modalidad de “menudeo”. El amplio despliegue fue efectuado por unos 50 uniformados y tuvo lugar en nueve domicilios de Santa Rosa, Toay y Macachín. El procedimiento realizado arrojó como resultado nueve personas demoradas, seis hombres y tres mujeres; además diez personas fueron notificadas en libertad. En este sentido se indicó que se decomisaron 350 gramos de marihuana, 70 gramos de cocaína, armas de fuego, vehículos y la suma aproximada de 100 mil pesos.
Las actuaciones estuvieron dispuestas por la jueza federal Gabriela Marrón, y colaboraron en el mismo el Grupo Especial Operativo (GEO), el Instituto Superior Policial -que aportó los móviles- y efectivos para el traslado de personal y testigos. Junto a ellos estuvo el área de Toxicomanía de General Acha y el de La Adela, además personal de la Coordinación General de Toxicomanía.

Investigación.

Conforme a lo indicado por el Ministerio de Seguridad a través de un parte de prensa, la investigación para desbaratar a esta banda llevó aproximadamente un año de trabajo. En este sentido se indicó que en la capital provincial se efectuaron siete de los nueve allanamientos; y los mismos tuvieron lugar en los barrios de Villa Parque y Fonavi 42. Mientras que otro fue en la localidad de Toay y el restante en Macachín. En este último operaba una mujer dentro de un inmueble del sector oeste de la localidad. Allí funcionaba una boca de expendio de droga al menudeo.
En el parte informativo se indicó que se trataba de una banda de vendedores al “menudeo”, y las personas detenidas cumplían distintos roles, como ocultamiento, recaudar el dinero, y provisión de marihuana y cocaína.
La actividad ilícita está bien probada, la forma de operar es no tener grandes cantidades de droga en su poder e ir reponiendo para la venta. Es decir se manejaban con pocas cantidades pero siempre tenían para vender.
De los operativos participaron 50 efectivos, que se diagramaron de manera simultánea a partir de las 7.30, a excepción del de Macachín que se concretó en horas de la tarde.
El resultado final de los procedimientos fue el secuestro de aproximadamente 350 gramos de marihuana, 70 gramos de Cocaína, dos revólveres, una carabina, un automóvil Chevrolet Celta color negro, una motocicleta, balanzas de precisión, celulares, semillas de Cannabis y aproximadamente 100 mil pesos de dinero en efectivo.

Trabajo serio.

Este procedimiento no hace más que confirmar lo dicho días atrás por una alta fuente policial, comprometida seriamente con su trabajo, a LA ARENA, quien mencionó que desde la asunción del nuevo ministro de Seguridad (Julio González) “los efectivos se encuentran abocados a los trabajos correspondientes y no a estar molestando a la gente interviniendo en fiestas privadas o en locales nocturnos”.