Desbarataron banda narco liderada por un policía

EN GENERAL PICO

En una investigación que dio inicio el pasado mes de noviembre, la Policía de La Pampa logró desbaratar una banda dedicada al narcotráfico. Eran encabezados por un efectivo de la fuerza pampeana y actuaban entre General Pico y Río Cuarto. En el marco de la investigación, la Policía allanó viviendas en la segunda ciudad de la provincia, como también en la ciudad cordobesa, decomisaron armas, algo de dinero, vehículos y una cantidad ínfima de cocaína. Hay seis personas involucradas, entre ellos una mujer. Todos están libres, pero quedaron judicializados. En cuanto al efectivo involucrado, de quien no se brindó la identidad, se informó que desde Jefatura elevaron actuaciones a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), para que se determine la responsabilidad disciplinaria y administrativa.
Desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia se informó ayer que el Área de Coordinación Operativa de Lucha Contra el Narcotráfico había dado inicio meses atrás a una investigación con intervención del Juzgado Federal, por tráfico de droga en la que presumiblemente estaría involucrado un integrante de la fuerza de seguridad provincial. Con cautela y en busca de la verdad -argumentaron desde la cartera de Seguridad- los efectivos iniciaron la investigación en noviembre del año pasado y finalmente el juez federal Juan José Baric dio la orden para que los uniformados intervengan operativamente ante la inminente transacción por drogas en la ciudad de Río Cuarto, provincia de Córdoba.
Los operativos estuvieron a cargo del Area de Lucha contra el Narcotráfico, División Toxicomanía de Santa Rosa, Pico, General Acha y Realicó; el Grupo Especial de la Policía Provincial (GEP), personal de la Unidad Regional II, Brigada de Investigaciones y varias dependencias de Pico.

Persecución y allanamiento.
Como quedó dicho, el principal investigado en este hecho de narcotráfico es un policía de La Pampa, quien el viernes por la noche se trasladaba en su vehículo particular junto su pareja, luego de haber tenido contacto con un proveedor de estupefacientes en Río Cuarto, e inició el regreso a nuestra provincia. Conocido el movimiento, agentes de Toxicomanía aguardaban el momento oportuno para interceptar al sospechoso, que se movía por rutas alternativas a bordo de un Fiat Argo, de color blanco, y lograba de esa manera dificultar su aprehensión.
No fue hasta horas de la noche que las fuerzas actuantes lograron localizarlo en la ruta provincial 101, en cercanías a la localidad de Speluzzi, cuando se dirigía hacia la ciudad de General Pico. En ese sitio lograron detenerlo, sin embargo el sospechoso reaccionó con maniobras hostiles y se dio a la fuga, lo que desencadenó una persecución para detenerlo.
En la fuga, el hombre chocó a un móvil policial y logró escapar, perdiéndoselo de vista por unos minutos, hasta que fue individualizado en su domicilio, situado en calle 29, donde finalmente fue detenido y donde se procedió a un allanamiento y posterior requisa del Fiat Argo.
En este operativo, los investigadores secuestraron dinero en efectivo, documentación, una pistola calibre 9 mm (reglamentaria de la policía pampeana), además del Fiat, una cantidad ínfima de cocaína, un revolver calibre 22 y un celular que habían sido arrojados en su huída.

Más allanamientos.
Con el principal sospechoso retenido, los efectivos procedieron a realizar dos allanamientos más en diferentes domicilios de General Pico, donde interceptaron, también, a un vehículo que cumple la función de remís, propiedad de un hombre cómplice en la causa. Este fue detenido en la vía pública, en momentos que estaba acompañado de otro hombre también vinculado al comercio de drogas y que ya había cumplido condena por delitos de narcotráfico. En ese contexto, se hicieron también procedimientos en viviendas de la ciudad de Río Cuarto.
De la evidencia surgida en la causa se conoció que hay seis personas involucradas, entre ellos cinco hombres y una mujer.
Por otro lado, se informó que los involucrados fueron dispuestos ante la Justicia, siendo además notificados en la causa y permanecerán en libertad, al menos por el momento, según lo dispuesto por la Justicia Federal.
Ante esta situación, el Jefe de Policía, Comisario General (R) Roberto Ayala, dispuso elevar las actuaciones a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, para que determine la responsabilidad disciplinaria y administrativa del uniformado involucrado, más allá del trámite judicial que ya está en curso.
Desde el Ministerio de Seguridad y la fuerza policial resaltaron además el profesionalismo de quienes llevaron adelante la investigación ante un ilícito que involucra a un oficial de policía. Asimismo, destacaron la transparencia para avanzar y lograr resultados positivos a partir de la evidencia que demuestra la participación del investigado por infracción a la Ley 23.737 de Estupefacientes.