Inicio La Pampa Designaron Patrimonio Cultural a la Seccional I

Designaron Patrimonio Cultural a la Seccional I

CENTRO DE TORTURA

La secretaria de Cultura, Adriana Maggio, hizo entrega ayer de la resolución que habilita la incorporación del ex Centro Clandestino de Detención y Tortura, que funcionó durante la última dictadura cívico militar en la Comisaría Seccional Primera de Santa Rosa, como «Patrimonio Cultural de La Pampa».
El acto se llevó a cabo en una oficina del organismo policial y la resolución fue recibida por el ministro de Seguridad, Julio González, la coordinadora de la Secretaría de Derechos Humanos, Ana Inchaurraga, y Víctor Giavedoni, del Movimiento Pampeano de Derechos Humanos y Lucía Colombato, de la Comisión de Patrimonio Cultural.
De esta forma, la seccional ubicada en avenida Belgrano y Padre Buodo se convirtió ahora en un espacio de la Memoria, donde funcionó el grupo de tareas de la Subzona 14 que tenía sus oficinas en la planta alta del edificio. Allí, pasaron la mayor cantidad de detenidos ilegales que sufrían interrogatorios bajo tortura.
Durante el año pasado, la Cámara de Diputados aprobó un proyecto del kirchnerista Eduardo Tindiglia (Nuevo Encuentro) solicitando que la comisaría integre el Patrimonio Provincial. En conjunto también trabajó en la iniciativa la Comisión de Derechos Culturales del Observatorio de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la UNLPam.

«Para no olvidar».
«Esto es una parte de la memoria que tenemos que tener presente para no olvidar. La Secretaría de Cultura es autoridad de aplicación de la ley que atiende el Patrimonio Provincial», dijo Maggio.
«En este recorrido, nos ha preocupado a todos los actores involucrados, pensar en medidas de reparación simbólico que operen en el plano de la memoria y los sentidos, pensar que el patrimonio cultural, está llamado también como garantía de no repetición frente a las violaciones masivas y sistemáticas de los Derechos Humanos», aseguró Colombato.
Agregó que «es importante este primer paso, que se debe desarrollar en conjunto, para pensar como va a ser gestionado colectivamente este lugar, que debe ser apropiado por toda la comunidad, para que nunca más se repitan estos hechos».
Por último, Giavedoni resaltó el acto y recordó que «estamos a las puertas de un veredicto de un nuevo juicio donde serán condenados quienes cometieron en este mismo edificio las atrocidades, las violaciones, torturas y vejaciones. La comunidad tiene que poder hacerse eco de estos pequeños hechos y comprobar que sea un lugar educativo, donde puedan venir y aprender esta parte de la historia, que estuvo tanto tiempo oculta».
En la provincia, el Tribunal Oral Federal lleva adelante el juicio contra un grupo de ex policías y ex militares acusados por delitos de lesa humanidad.