“Destruye consenso logrado en los ’80”

NUTRIDA MOVILIZACION CONTRA EL DECRETO DE MACRI SOBRE LAS FFAA

Militantes de todas las edades confluyeron ayer, a partir de las 18, en la plaza San Martín, frente a las escalinatas de la Universidad Nacional de La Pampa, en una manifestación de repudio al decreto presidencial que abrió la puerta para que las fuerzas militares intervengan en la seguridad interior.
Luego de 35 años de Democracia, la Casa Rosada, sin dar intervención al Congreso de la Nación, modificó el consenso logrado durante el gobierno de Raúl Alfonsín respecto al rol que debían tener las Fuerzas Armadas que durante los años setenta sembraron el terrorismo de Estado.

Injerencia.
“Este decreto de Macri no va a pasar”, gritó el primer orador, Víctor Giavedoni, del Movimiento Popular Pampeano por los Derechos Humanos. “Esta medida destruye el consenso democrático de los ’80 en el regreso a la democracia”, dijo la militante Raquel Barabaschi, una de la víctimas de la represión en los setenta y querellante en los juicios contra los policías y militares que integraron el grupo de tareas de la Subzona 14, que operó en La Pampa. “No a la injerencia de las FFAA en la vida política”, gritó.
Mariano Alfageme, del movimiento Patria Grande, fue enfático en rechazar la medida y mencionó el fracaso de las experiencias de México y Colombia, donde las fuerzas militares llevan años en la “lucha contra el narcotráfico”. “Hoy son países gobernados por las mafias y el narco. A eso quieren llevarnos”, disparó.

Peronismo e izquierda.
La convocatoria congregó a manifestantes de Nuevo Encuentro, MST, CTA La Pampa, La Cámpora, PCR, CCC, Patria Grande, Frente Ciudadano, Frente Peronista Barrial, Partido Obrero, la Asociación de Docentes Universitarios (ADU), CTEP Comedor Barrial “Papa Francisco” (del barrio Santa María de La Pampa), entre otras agrupaciones.
Varios de los presentes portaban carteles alusivos a la lucha de los trabajadores de la agencia nacional de noticias Télam que fueron despedidos por el gobierno nacional. En su mayoría, los militantes justicialistas participaron durante la primera parte del acto y luego se trasladaron hasta la sede del PJ local, ubicada en la calle Yrigoyen, donde, a las 19, tuvo lugar un acto en conmemoración de los 66 años transcurridos desde la muerte de Eva Duarte de Perón.
Entre los dirigentes estaba el secretario de Derechos Humanos de la provincia, Antonio Curciarello -quien ya se había manifestado públicamente en contra de la medida-, y también el secretario de la Juventud, Pablo Ferrero, en su caso, acompañado por integrantes de la agrupación La Cámpora, como la ex diputada nacional María Luz Alonso y el ex diputado provincial Luciano Di Nápoli.

Un rechazo legislativo
El reciente decreto presidencial referido a la actuación de las Fuerzas Armadas “es contrario a las leyes nacionales de Defensa y Seguridad Interior, por lo que es lógica que su constitucionalidad será cuestionada desde múltiples sectores de nuestra sociedad y desde el plano judicial. Claramente en la Ley de Defensa Nacional se excluye a las Fuerzas Armadas de los asuntos de seguridad interior”, dicen diputados provinciales al rechazar la medida del presidente Mauricio Macri.
Con la firma de Espartaco Marín (PJ), Jorge Lezcano (PJ) y Eduardo Tindiglia (Nuevo Encuentro), fue presentado un proyecto para rechazar el decreto 683/18 sobre las Fuerzas Armadas.

Una desprolijidad.
Dijo Marín: “Estamos en contra de lo dictado, pero además, creemos que en todo caso la norma debería haber sido una ley debatida en el Congreso y de cara a los argentinos” afirmó Marín.
Para el Presidente de Bloque del PJ “en la práctica, el decreto resulta contrario a las leyes nacionales de Defensa y Seguridad Interior”. Agregó que “como apreciación personal” advertía tomar esta medida mediante un decreto, conociendo la historia de nuestro país y lo que a muchos argentinos les tocó vivir no sólo es una desprolijidad, sino que además es inevitable que vuelvan aparecer a aparecer algunos fantasmas del pasado”.

Política de Estado.
El diputado Eduardo Tindiglia, por su parte, recordó que “hasta este decreto la exclusión de las Fuerzas Armadas de asuntos relacionados a la seguridad interior es una política de Estado, desde el regreso a la democracia. Esa política de Estado que se encuentra plasmada en leyes y en consensos de casi todos los sectores de la vida política, a excepción de los más reaccionarios de nuestro país, ha permitido la consolidación de la democracia y la desmilitarización de nuestro país.”
La postura mantiene la línea de las declaraciones realizadas por el gobernador Carlos Verna y el secretario de Derechos Humanos, Antonio Curciarello. El proyecto insta además a los legisladores nacionales por la Pampa a aprobar iniciativas que conduzcan a derogar el decreto, citando algunas de las cuales ya registran número de ingreso.