Inicio La Pampa Detectan caso de tos convulsa en un jardín de infantes privado

Detectan caso de tos convulsa en un jardín de infantes privado

ES UNA NIÑA DE 4 AÑOS. SALUD PIDE CUMPLIR CON VACUNACION

La Dirección de Epidemiología de la provincia confirmó ayer la existencia de un caso de tos convulsa en una niña de 4 años que concurre al jardín de infantes del colegio Santo Tomás de esta ciudad. Ana Bertone, directora de esa área de Salud, dijo que hubo otros casos confirmados y resaltó la importancia de cumplir con el calendario de vacunación, sobre todo entre los bebés, los más chicos y las embarazadas.
Bertone explicó que la niña «no estuvo internada» y que una vez enterados del caso, desde Epidemiología se cumplió con el protocolo, es decir, «se hizo un control de foco y se hace un seguimiento del paciente».
«La bacteria de la tos convulsa o coqueluche se transmite de persona a persona y es cierto que está circulando. En realidad se trata de casos que son muy sospechosos, son clínicamente muy probables y luego se confirman. En este caso es un probable pero con todos los síntomas que indican la confirmación», detalló Bertone en diálogo con LA ARENA.
Hace unos días desde el Instituto Domingo Savio también se convocó a los padres por un caso de tos convulsa. Incluso, las autoridades convocaron a especialistas para brindar una charla informativa para toda la comunidad del colegio.
«Es muy importante cumplir con el calendario vacunatorio, y en esto quiero ser muy insistente porque esa es la forma de prevenir. Hay menores de dos meses que deben ser internados y lo que previene ese cuadro es que la mujer embarazada se vacune, necesitamos que haya una conciencia sobre lo fundamental que resulta la vacuna», insistió Bertone.
El coqueluche o tos convulsiva es una enfermedad muy contagiosa, producida por una bacteria denominada Bordetella pertussis, la cual provoca una infección respiratoria, que en lactantes puede llegar a ser mortal. Esa bacteria se transmite por medio de las secreciones respiratorias que las personas infectadas expulsan al toser, hablar o estornudar.

Tos seca.
«Los síntomas que tiene la enfermedad se parecen a cuando estamos resfriados, y luego aparece una tos seca. Son accesos de tos, se hacen cada vez más intensos y alteran el cuadro respiratorio, parece que el chico se va a ahogar. Es muy molesto y genera gran preocupación en todo el entorno», indicó Bertone acerca del cuadro que presenta la tos convulsa.
En el caso de la niña del Santo Tomás, recibió un tratamiento con antibióticos para, fundamentalmente, evitar el contagio. La enfermedad se detecta mayormente en niños menores de 5 años, y se torna más grave en menores de 1 año.
La semana pasada, el Ministerio de Salud de la provincia confirmó la construcción de un vacunatorio en el Centro de Salud (ex Asistencia Pública) de esta ciudad. «Será una ubicación del área de vacunación propia e independiente. Se trata de desenfocar la mirada de la vacuna como un acto de dolor y advertirla como una estrategia de salud preventiva, que apunta a controlar el sarampión, la tos convulsa, la rubéola, entre otras», sostuvo Bertone.
«En estos tiempos en donde muchos jóvenes se replantean la vacunación sostengo que ellos no han visto o vivido estas enfermedades que son inmunoprevenibles. Por eso es muy importante la vacunación», expresó la responsable de Epidemiología.

¿Hay faltante?
Para la tos convulsa, las vacunas se aplican en los 2, 4, 6 y 15 ó 18 meses, a los 5 y a los 11 años. Desde Salud de la provincia están analizando un adelanto en la dosis de los 5 años.
Respecto a la niña afectada, se informó que está en su casa y su familia también está medicada debido al riesgo de contagio.
Este diario le consultó a Bertone respecto a la distribución de las vacunas desde Nación. Vale recordar que el año pasado se produjo un faltante muy importante que dificultó la aplicación de la vacuna contra la meningitis. «Hoy estamos bien, quizá porque somos una población pequeña no tenemos los inconvenientes de otras provincias más grandes, pero igual estamos muy atentos a que se cumpla».