Detenido y esposado por pintadas

CAMPAÑA A FAVOR DEL ABORTO: FEDERICO IGNASZEWSKI FUE LLEVADO A LA SECCIONAL SEGUNDA

Una intervención a un mural cercano al hospital Lucio Molas en la madrugada de ayer terminó con la detención de un militante, que fue esposado y trasladado a la Seccional Segunda. “Un efectivo que estaba de civil y no se identificó me dijo ‘zurdo de mierda’. Se presentó como jefe del operativo”, denunció Federico Ignaszewski, protagonista de un hecho que en forma similar sucedió con otras personas en General Pico.
“Todavía estoy un poco shockeado por una cosa así, no tengo tantos años pero nunca me pasó tener que vivir una situación así por expresar lo que siento. Estábamos haciendo una intervención en una pared que ya es un clásico de las pintadas, que se usa desde hace un montón y que justamente no perjudica a ningún privado porque si hay algo que no hacemos es molestar a alguien porque sino se nos volvería en contra, alguien que quizá piensa como lo que proponés se enoja porque le pintás la pared”, dijo ayer Ignaszewski en Radio Noticias.
“En un momento viene la policía y me dicen que eran una contravención, les expliqué que no era para tanto y que con una compañera estábamos colgando los pañuelos. Enseguida llegó una camioneta Toyota Hilux gris, de civil sin inscripciones y con vidrios polarizados, y con un policía diciendo que me tenían que detener, diciéndome ‘zurdo de mierda’. Se presentó como el supuesto jefe del operativo, estaba vestido de policía pero no se quiso identificar. Me dijo que quién era yo para pretender manejarle el operativo a él. Y siguió el maltrato”, agregó.
Ignaszewki, que pertenece a la agrupación política Patria Grande, relató que fue llevado a la Seccional Segunda esposado, “como si fuese un delincuente. La verdad que fue un mal trago para mí, mi familia y mis amigos, aunque quiero aclarar que una vez en la Segunda me trataron muy bien”.
“Yo nunca me resistí ni nada parecido. Cuando me detuvieron pedí hacer una llamada y el mismo supuesto jefe del operativo me lo negó como derecho. En un momento me dijo: ‘ves muchas películas vos’. Me faltó el respeto. Me amenazó dentro de la comisaría, estaba muy exacerbado. No son los modos ni las formas, es absolutamente exagerado”, dijo Ignaszewski.
En la madrugada fue liberado.
En General Pico, en tanto, un agrupación feminista adolescente denunció que un grupo de chicos y chicas fue demorado por la policía cuando mostraban sus pañuelos verdes, el símbolo de quienes apoyan la ley por la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Repudios.
Luego de conocidos los hechos, distintas organizaciones políticas, gremiales y sociales salieron a repudiar las detenciones, en las horas previas a la votación en el Senado.
El consejo directivo provincial de ATE La Pampa denunció que “nuevamente la policía se ensaña con dirigentes gremiales. Esta vez le tocó a nuestro compañero de Consejo Federico Ignaszewski, detenido y esposado por hacer campaña político gremial. La misma policía que jamás resolvió el brutal asesinato de nuestro compañero Luis Epifanio y su esposa, practica con entusiasmo las malas artes aprendidas con la dictadura militar. Repudiamos este avasallamiento a las libertades públicas, exigimos se ponga freno a este accionar y que se investigue a los responsables”, indicaron.
“No nos van a conformar con palabras que pretendan aclarar estos hechos, somos perfectamente conscientes que en esta situación política y económica que estamos viviendo, el accionar represivo juega un rol destacado. O se avanza hacia la consolidación de la democracia, o seguimos el camino que nos ofrece el gobierno nacional de instaurar la prepotencia represiva con, otra vez, la participación de las fuerzas armadas en el conflicto social. La palabra le corresponde al señor Gobernador”, agregó el comunicado de ATE.

Mujeres jóvenes.
El Movimiento Popular Patria Grande y Mala Junta La Pampa repudiaron la detención “arbitraria” de Ignaszewski al tiempo que denunciaron que también asistieron “a un grupo de compañeras que fueron interceptadas por un patrullero en la puerta del Ministerio de Salud. La policía demoró mujeres menores que estaban colgando pañuelos verdes en la calle 9 de Julio, en las inmediaciones del Ministerio de Salud de La Pampa. Cuando se llevaba adelante la actuación policial, pasaban por ese lugar militantes de Mala Junta y de Patria Grande que regresaban de la Seccional Segunda. Allí, tras una discusión con las fuerzas de seguridad, se evitó que las mujeres fueran demoradas. Paralelamente, en la localidad de General Pico también se detuvo a compañeras de otras organizaciones de manera arbitraria, entre ellas menores de edad, que fueron liberadas pasadas las 3 de la mañana”.
En tanto, el MST Nueva Izquierda manifestó: “Repudiamos el accionar de la policía de Verna, que lejos de ser una fuerza de seguridad, el Estado provincial lo utilizó hasta hace poco con Tierno a la cabeza, para amedrentar a les jóvenes y les que salimos a las calles a manifestarnos”.