Inicio La Pampa Pampeanos, pioneros de un estilo, vuelven a los escenarios

Pampeanos, pioneros de un estilo, vuelven a los escenarios

La banda santarroseña DM2 prepara un regreso con todas las luces para este viernes 21 de diciembre, donde tocará en vivo en el clásico Jockey de esta ciudad.
La fecha servirá para poner a rodar en los escenarios a una banda que supo ser animadora de grandes fiestas autogestionadas, que le permitió compartir noches inolvidables con grandes artistas de la música argentina, y con un público que siempre acompañó, sabiendo que la diversión y la buena vibra estaban garantizadas.
DM2 es una banda de la ciudad de Santa Rosa, que nació en el año 2002, siempre con el género reggae como bandera musical, pero con un espíritu netamente rockero.
Después de un parate en el año 2015, sus integrantes sintieron que este era un momento necesario para reunirse en la sala de ensayo, revivir viejas armonías y darle vida a una serie de composiciones que se fueron acumulando durante este tiempo.

El regreso.
La prueba de fuego del regreso de la DM2 fue en el mes de noviembre, cuando compartieron una gran propuesta junto a la banda Morbo y Mambo, de Buenos Aires, y Tugurio, grupo de rap local.
En esa oportunidad se pudo ver cómo se conjugan en esta nueva etapa la cadencia del reggae jamaiquino con el sonido crudo y rockero que propone la nueva formación, compuesta con muchos de los integrantes originales como Lucas de la Serna en voz y guitarra, Martín Pordomingo en primera guitarra, Gonzalo Ríos en bajo, Emanuel González en batería, más la incorporación de Daniel Santander en teclados.
En los diez años que estuvieron tocando casi sin interrupciones, se destacaron recitales junto a reconocidas bandas como Resistencia Suburbana, Karamelo Santo, Riddim, Goy Ogalde, Palo Pandolfo o Carmina Burana, además de giras que abarcaron toda la costa atlántica y que hicieron rugir hasta las sierras cordobesas.
Este es un nuevo comienzo para DM2, sin embargo la esencia seguirá siendo la misma. Canciones que cuentan realidades sociales, que denuncian la injusticia y que se comprometen con el presente, alentando a un futuro de mayor unidad.
«Será la excusa perfecta para volver a encontrarnos, bailar, saltar, cantar, gritar y romper con las imposiciones y malestares a los que nos someten día a día», expresaron los músicos.