Docentes denuncian desigualdad salarial

TRABAJAN MAS HORAS PERO COBRAN LO MISMO

La Asociación de Profesores de Educación Especial pidió la intervención del gremio Utelpa ante una situación de desigualdad salarial que produjo con la reciente reglamentación de la modalidad. Un decreto del Poder Ejecutivo publicado a mediados de año dispuso que los maestros de apoyo a la inclusión deben trabajar 4.15 horas por jornada pero no modificó el puntaje correspondiente, por lo cual seguirán cobrando como si trabajaran 3.30 horas. “No nos oponemos al aumento de la carga horaria, sino que pedimos una equiparación salarial”, sostuvo la presidente de la Asociación de Profesores de Educación Especial.
El día martes, las autoridades de la Asociación mantuvieron una reunión con directivos de la Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa (Utelpa) en la que expusieron una situación de desigualdad que están atravesando algunos docentes de educación especial desde que se publicó el decreto reglamentario de la modalidad. Lo charlado en el encuentro se plasmó en un petitorio que la Asociación dejó en manos de Utelpa para iniciar el reclamo administrativo ante el Ministerio de Educación de La Pampa.
La queja gira en torno a dos situaciones que se dieron en simultáneo: una discriminación salarial para los maestros de apoyo a la inclusión y una decisión que, según los trabajadores, debió tratar en paritarias.

Carga horaria.
Con la reglamentación, el cargo de Docente de Apoyo a la Inclusión deberá cumplir efectivamente una carga horaria de 4.15 horas reloj diarias. “De suyo que este ‘cargo’ tiene de novel únicamente su nombre y creación formal”, sostuvo la Asociación en la nota que entregó a Utelpa. “El desenvolvimiento de la labor educativa en la modalidad Educación Especial fue materializada por los docentes y técnicos de la modalidad en un “cumplimiento diario efectivo de 3.30 horas reloj”.
La nueva carga horaria, 4.15 horas por día, “tiene la misma remuneración que la de 3.30 hs, con lo cual es clara y evidente la diferencia de desigual remuneración ante igual tarea”, dice la nota. Los “viejos” cargos de la modalidad -Maestro Preceptor, Maestro de Grupo, Maestro Integrador, Maestro Domiciliario, Maestro Hospitalario, Maestro Estimulador, Maestro Recuperador del Servicio de Aprendizaje Integral- mantienen su carga horaria de 3.30 horas reloj diarias, mientras que los “nuevos” Docentes de Apoyo a la Inclusión, pasan a 4.15 horas.
La desigualdad se consuma en el hecho de que pese a la mayor carga horaria, “los unos y los otros cargos tengan igual puntuación: 144,18 puntos”, una situación que la Asociación calificó como “injusticia” que se refleja en un “ilegal” y “desigual trato normativo” hacia el sector.

Más planteos.
Otro planteo de los docentes especiales apunta a determinar “a dónde vamos a pertenecer” ya que con el decreto, dejaron de hacerlo en el nivel Primario, como venía sucediendo hasta ahora. Esta definición se impone para “a los fines de precisar, por ejemplo, Centros de Designaciones y Tribunal de Clasificaciones intervinientes”, indicaron en la nota.
Por último, solicitaron que “todo tema inherente a las condiciones laborales: carga horaria, incompatibilidad y asignación de puntos en el nomenclador, que forma parte de la definición de puestos de trabajo sean tratados en el ámbito que por naturaleza corresponde, es decir el ámbito paritario”, algo que aparentemente no ha sucedido en este caso.

Más puntaje.
“Es importante aclarar que no estamos en contra del aumento de la carga horaria, sino que se haya hecho sin el incremento del puntaje correspondiente”, explicó a LA ARENA la presidenta de la Asociación, Ivana Bongiorno. Esa falta de actualización en el puntaje, acorde a la nueva carga horaria, es la que produce el desequilibrio salarial, señaló.
La docente comentó que el petitorio surgió a raíz de los reiterados reclamos de los docentes de apoyo a la inclusión, que se acercaron a la Asociación y plantearon estas situaciones.

Respuesta desde educación inclusiva
Ladio Scheer Becher, director de Educación Inclusiva de la provincia, explicó que el cargo de “Docente de apoyo a la inclusión” no reemplaza al de “maestro integrador” y por lo tanto no se conculcan derechos adquiridos.
Ante la consulta de LA ARENA, el funcionario recordó que “hoy los estudiantes con discapacidad están en un 80 por ciento en las escuelas convencionales, por lo tanto nosotros no modificamos la carga horaria del maestro integrador”.
“Lo que nosotros creamos -explicó- es una nueva figura que es la del ‘Docente de apoyo a la inclusión’, con 4.15 horas, referenciadas en el nivel en que están los estudiantes y en el marco de la Resolución 211 (del Ministerio de Educación de La Pampa), que establece que todo estudiante con discapacidad debe tener y ser correspondiente en relación a su derecho, la carga horaria referenciada en su nivel”.
La resolución 211 establece, en función de “una decisión política anclada en materia de educación inclusiva”, que también deberían “dar respuesta la carga horaria estipulada por el nivel”.
“Esto quiere decir -acotó- que hoy las escuelas de apoyo a la inclusión están brindando una carga horaria no estipulada por el nivel, y tendríamos que ir por ese camino”.
Para no poner en tensión los derechos adquiridos por los profesionales, “la carga horaria de los maestros integradores es la misma, y lo que se incorpora es la figura del Maestro de Apoyo a la Inclusión, con 4.15 horas”, reiteró. “Es una nueva figura, una nueva función”, resumió.
Scheer Becher también indicó que “el maestro de apoyo a la inclusión tiene una carga horaria de 4.15, con 144 puntos, mientras que el maestro convencional trabaja lo mismo con 128 puntos”.