Dos adolescentes implicados por daños en la Escuela 91

MIGUEL RIGLOS: VANDALISMO GENERO EL REPUDIO DE LOS VECINOS

Dos adolescentes de 14 y 16 años están sindicados como los autores de los daños que sufrieron las instalaciones de la Escuela 91 de Miguel Riglos el domingo 30 de diciembre. Ambos fueron notificados a disposición del Juzgado de la Familia y el Menor de Santa Rosa. “Viven a dos cuadras del establecimiento educativo”, confirmó la policía local.
El acto de vandalismo había generado el total repudio y preocupación de toda la comunidad riglense. “Pedimos que se esclarezca el hecho. En invierno ya tuvimos un caso similar. Creo que es muy importante saber quiénes fueron porque es la forma de poder hablar con los padres y concientizarlos que no es bueno cubrirlos. Además si no se corta un día pueden hacer un daño más grave”, había reclamado ante este diario María Claudia Paturlanne, directora de la escuela.

El hecho.
La situación ocurrió aproximadamente a las 21 del domingo 30 de diciembre. A esa hora vecinos a la escuela vieron que una nube salía por una ventana de la escuela y pensando que era un incendio llamaron a los Bomberos Voluntarios y a la policía. También a la directora del establecimiento, María Claudia Paturlanne. Cuando llegaron se encontraron con un verdadero desastre, en realidad lo que había pasado era que habían vaciado al menos dos extintores industriales y un polvo verde cubría varias de las dependencias.
También habían consumido alimentos que estaban en la heladera. Y como si fuera poco el agravio, dejaron escrito en el pizarrón del aula de primer grado la leyenda: “Feliz Año Nuevo”, que acompañaron con el dibujo de una “carita feliz”.

“Está esclarecido”.
Este diario ayer dialogó con el comisario José Picco, quien brindó precisiones del esclarecimiento del episodio. “Realmente coincidíamos con los directivos y la comunidad la preocupación por el hecho. Es una barbaridad que ataquen una institución por donde pasan todos los chicos del pueblo para educarse”, señaló.
“Afortunadamente nuestra investigación dio resultados positivos. Nos basamos en algunos testimonios que nos guiaron hasta estos dos chicos de 14 y 16 años. Viven a solo dos cuadras de la escuela”, agregó.
“Hemos secuestrado elementos de prueba que los incrimina (entre ellos las zapatillas que usaron ese día). Uno de ellos nos contó cómo hicieron para entrar y abrir todos los extintores. Ambos fueron notificados en la sede policial acompañados por sus madres, hoy están a disposición del Juzgado de la Familia y el Menor”, concluyó Picco.