Dos autos se rozaron y volcaron en la ruta 5

El accidente se produjo en el kilómetro 576, a solo mil metros del cruce de dicha vía con la ruta provincial 7. No hubo lesionados de gravedad.
Este lunes, aproximadamente a las 14 horas, dos autos que viajaban por la ruta nacional Nº 5 en sentido contrario se rozaron y volcaron.
De acuerdo a lo informado a LA ARENA por fuentes policiales en el lugar del siniestro, el incidente de tránsito se produjo aproximadamente a las 14 horas, cuando un Peugeot 308, patente AB 377 RU, al mando de Cristian Emilio Difasio (31), acompañado por su pareja Dolores Comas (30), quienes viajaban desde Buenos Aires hacia Chile, previa escala en 25 de Mayo; y en sentido contrario lo hacía un Chevrolet Corsa, dominio FTR 295, conducido por Oscar Alberto Coronel, de 70 años y domiciliado en Santa Rosa, con dos nietos de 14 y 17 años, con destino a la laguna Ojo de Agua para un encuentro familiar.
De acuerdo a los datos recogidos por el personal policial de la comisaría de Anguil, con la supervisión del comisario de Uriburu, la mecánica del accidente ubica a dos autos viajando en dirección al este, y un tercero más atrás y a mayor velocidad transitando por una loma. En ese momento al primero se le rompe un semieje o la suspensión y frena para tirarse a la banquina, el segundo ensaya una brusca frenada y el tercero, para evitar la colisión, hace una maniobra evasiva hacia la izquierda invadiendo el carril contrario rozando al Peugeot. Ambos conductores hicieron esfuerzos para evitar el choque de frente pero sus maniobras y el contacto con sus laterales hicieron que derraparan y finalmente volcaran.
El Peugeot quedó a unos 100 metros del lugar del roce luego de protagonizar al menos siete tumbos. Por su parte el Corsa también quedó a unos 150 metros tras dar unos 4 tumbos. En todos los casos los automovilistas llevaban puestos los cinturones de seguridad. Los más perjudicados fueron los ocupantes del Peugeot, quienes fueron derivados en una ambulancia de Anguil al Lucio Molas dado que la mujer presentaba dolores en el pecho, posiblemente producto del accionar del cinturón, y su marido tenía cortes en sus brazos producto de la rotura del techo vidriado.
Fuentes policiales confirmaron este lunes que la pareja había sido dada de alta, ya que sus heridas no revestían gravedad. Asimismo confirmaron que los tres ocupantes del otro vehículo, todos santarroseños, habían resultado prácticamente ilesos.