Dos muertes más

(General Pico) – Dos automovilistas fallecieron ayer a la mañana y otro permanecía internado en gravísimo estado de salud, luego de protagonizar un choque frontal en la ruta provincial 1, a escasos kilómetros de General Pico.
Una de las víctimas fatales fue identificada por la policía como Patricio Palmeyro, oriundo de la localidad bonaerense de O’Brien, partido de Bragado. Fue futbolista, muy recordado en la zona de General Villegas, y reconocido entrenador de las divisiones inferiores del Club Sportivo Independiente de General Pico. A mitad de año había arreglado para dirigir a Racing de Castex, pero dejó el cargo antes del inicio de torneo de Liga Pampeana de Fútbol, y su lugar lo ocupó Edgardo “Tuco” Leguizamón.
Hace pocos días había logrado cumplir con un viejo anhelo, al recibir el título de Director Técnico de Fútbol. De esta manera, suman 64 las víctimas fatales en siniestros de tránsito registrados durante este año en rutas, calles o caminos de nuestra provincia.
El siniestro vial en el que perdió la vida Palmeyro y un sobrino, se registró ayer minutos después de las 11, sobre la ruta 1, a escasos cinco kilómetros de la rotonda de acceso a esta ciudad por el sector noreste.
El violento choque frontal fue protagonizado por un Volkswagen (VW) Gol Trend de color rojo, que avanzaba en dirección a Intendente Alvear y un Toyota Ethios de color gris oscuro, que circulaba en sentido contrario, hacia General Pico. El Gol era conducido por el ex futbolista Patricio Palmeyro, de 40 años, quien viajaba junto a su sobrino, Alejandro Sánchez de 36 años.
Ambos fallecieron tras el fuerte choque. El otro vehículo involucrado en el siniestro era manejado por Gerardo Fabián Macías, una persona oriunda de la vecina localidad de González Moreno. El conductor de este rodado, debió ser trasladado de urgencia al Hospital Gobernador Centeno en gravísimo estado de salud, donde hasta ayer a la tarde, permanecía internado.

Maniobra evasiva.
El choque frontal se produjo a la salida de una curva que tiene una amplia visibilidad, y que desemboca en la última recta antes de llegar a la ciudad piquense.
Fuentes oficiales, indicaron que a partir de las pericias y del trabajo de personal a la Agencia de Investigación Científica (AIC) y de la División Accidentología, se trataba de determinar la mecánica del siniestro. Sin embargo, a partir de la posición final de los autos y de las huellas que quedaron marcadas en el pavimento, se estima que ambos conductores ensayaron una maniobra evasiva, y que terminaron por encontrarse en el medio de la ruta. Producto del impacto, el Gol quedó cruzado encima de la cinta asfáltica, y el Toyota terminó sobre la banquina, con un principio de incendio y con el motor desprendido.
En el lugar trabajó personal policial, que realizó tareas preventivas y cortó la circulación vehicular en la ruta, desviando a los vehículos por un camino de tierra paralelo. Además estuvieron presentes los jefes de la Unidad Regional II de Policía; los fiscales Armando Agüero (fiscal general), Emilia Oporto y Guillermo Komarofky; personal del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de General Pico, que tuvo que intervenir sobre los autos para retirar los cuerpos y el Servicio de Emergencias Médicas (SEM), que llegó al lugar con varias unidades.