Inicio La Pampa Dos socios, a juicio por retención indebida

Dos socios, a juicio por retención indebida

DISPUTA POR $ 200 MIL

Dos integrantes de una empresa local fueron formalizados por la Justicia pampeana al quedarse con 200 mil pesos que habían sido depositados erróneamente por la firma Calamari SA.
El juez Daniel Ralli presidió ayer por la mañana una Audiencia de Formalización en donde el gerente y la socia de la firma Rombo Express SRL fueron acusados del delito de «retención indebida». La investigación está coordinada por el fiscal general Máximo Paulucci.
En la jornada, al hombre se lo acusó de haber recibido, en carácter de apoderado de la firma, una suma de aproximadamente 200 mil pesos, dinero que había sido depositado por error por la empresa Calamari Sociedad Anónima. Asimismo, el gerente le transfirió parte de la suma recibida a la cuenta de su socia.
Luego de constatarse el error, habían sido intimados mediante carta documento para que reintegren el dinero. Sin embargo, en aquel momento los acusados se negaron.
La causa está en manos del fiscal general de Delitos Económicos y contra la Administración Pública, Máximo Paulucci, quien calificó el accionar de los imputados como constitutivo del delito de retención indebida.

Una deuda de por medio.
El caso que culminó en la Fiscalía de Delitos Económicos y contra la Administración Pública surgió en el medio de un litigio civil que poseen ambas firmas. Según explicaron fuentes judiciales, «en el medio de este litigio civil, hubo un pago por error y esto después implicó un ida y vuelta de cartas documento, que recién después de un tiempo se hizo la denuncia».
En un primer momento, se requirió «por carta documento la devolución de este dinero, y en la contestación, el abogado de la otra firma respondió que, en función de la representación que tiene, no iban a devolver el dinero porque lo tomaban como pago a cuenta de la deuda que supuestamente se reclama».
Esto está relacionado a una «deuda que la firma Rombo le reclama a Calamari en sede civil, lo que pasa es que no hay un reconocimiento de deuda en sede civil».
Ante la negativa de devolver el dinero, el abogado de Calamari decidió presentar una denuncia. En ese sentido, uno de los elementos necesarios para poder tipificar el delito como «defraudación por retención indebida» son las cartas documento que se intercambiaron las firmas, debido a que debe «haber antes una intimación fehaciente».