Durango y Lovera aprueban, Marino duda

PROYECTO POR EL DERECHO AL ABORTO LEGAL EN EL SENADO

El senador nacional por La Pampa, Juan Carlos Marino (UCR-Cambiemos), adelantó que no tiene su voto definido sobre el proyecto de ley de despenalización del aborto porque antes debe “palpar cuál es el sentimiento de la comunidad”, mientras que la justicialista Norma Durango ya anunció su acompañamiento positivo en la Cámara alta y se descuenta que su compañero de banca Daniel Lovera también aprobará la iniciativa.
El proyecto tiene media sanción de la Cámara de Diputados y ahora ingresó para ser tratada en el Senado, donde ya fue girado a cuatro comisiones para su debate, algo que rechazó la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que advirtió cierta intencionalidad de la vicepresidenta Gabriela Michetti para demorar el tratamiento.
Incluso, desde el kirchnerismo y el justicialismo, encabezado por el senador Miguel Angel Pichetto, cuestionaron la decisión de Michetti que milita en contra de la ley de interrupción voluntaria del embarazo y pretende demorar la discusión hasta después de agosto.

“Una ley difícil”.
“Voy a escuchar a todas las partes involucradas porque es una ley compleja, difícil, que no tiene amplio consenso. Hay prácticamente un empate”, afirmó Marino, quien aclaró que “por ahora no tengo nada decidido”.
“Si bien tengo una posición tomada, lo mío es lo menos relevante, tengo que escuchar y hablar con todos porque en este tipo de leyes uno tiene que palpar cuál es el sentimiento de la comunidad”, agregó.
Siguiendo esa línea, el senador manifestó: “Yo represento a La Pampa, por lo tanto voy a evaluar bien qué es lo que piensan los pampeanos y después tomaré la decisión”.
En marzo pasado, durante un acto oficial en Santa Rosa, el senador Marino se manifestó “en contra del aborto y a favor de una gran concientización”, en referencia a la educación sexual integral.
Desde el Comité Provincia de la UCR pampeana, informaron que “no habrá pronunciamiento” del partido centenario y que “no se pedirá al senador Marino ningún posicionamiento en particular”. Sin embargo, en forma particular, varios dirigentes pidieron su voto afirmativo en las redes sociales.

“Lo más rápido posible”.
La senadora Durango manifestó que votará “a favor de la despenalización del aborto” porque “las mujeres tienen el derecho de elegir qué hacer con su cuerpo”. Sobre la postura del restante senador justicialista, Daniel Lovera, se descuenta que también aprobará el proyecto, en consonancia con la decisión adoptada por los diputados del PJ.
“Como desde hace muchos años, estoy a favor de la despenalización del aborto y el debate maduro que se dio en Diputados ayudó a la concientización de una sociedad que tenía a este tema escondido”, dijo la legisladora, agregando que “fue impactante” el reclamo realizado “a nivel nacional por el movimiento de mujeres al que estamos acostumbrados en la provincia con el Foro Pampeano por el Derecho al Aborto”.
La ex vicegobernadora destacó el “debate respetuoso” que se dio en la Cámara baja, donde el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo obtuvo media sanción.
“En el Senado, vamos a trabajar para que la ley salga lo más rápido posible, y queremos lograr la mejor normativa que se pueda, pero en principio mi postura es votar la ley tal cual vino de Diputados”, explicó.
Sobre su postura, Durango adelantó que su voto “va a ser positivo” pero aclaró que “como legisladora siento la obligación de escuchar las razones de los distintos sectores”.
Además, manifestó que “independientemente de las opiniones personales hay un derecho que va más allá de una y las mujeres tienen el derecho a elegir qué hacer con su cuerpo”.

Rechazan decisión y piden “debate ya”
La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito rechazó ayer el envío del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) a cuatro comisiones del Senado por parte de la presidenta de esa cámara, Gabriela Michetti, al considerar que esta actitud fue adoptada “como muestra de su firme oposición personal al tratamiento de una ley que modificará sustancialmente las condiciones de vida y reconocerá un derecho humano de las mujeres y personas gestantes”.
“Ganamos un debate de dos meses en la Cámara de Diputados, en el que juristas, ministros de salud, científicos, representantes de organizaciones sociales y políticas argumentaron a favor de esta ley en el marco de un Plenario de Comisiones específicas a su tratamiento que hace más de 10 años se presenta de forma consecutiva en el Congreso de la Nación”, recordaron desde la campaña en un documento difundido en las últimas horas en el que reclamaron “Debate en el Senado y aborto legal ya”.
“No queremos más dilaciones. Lo exigimos tras 13 años de lucha en la que logramos la despenalización social y el acompañamiento de la sociedad que se expresó con un millón de personas en las calles los pasados 13 y 14 de junio. Por eso consideramos esta maniobra como antidemocrática. Cada día que pasa el Estado argentino sigue condenando a las mujeres a ser penalizadas y a llegar a la práctica del aborto de manera clandestina poniendo en riesgo su vida y su salud”, añadieron en el mismo texto.

“Poder arbitrario”.
Recordaron seguidamente que los jefes de los bloques de la Cámara Alta manifestaron durante esta semana, luego de la media sanción en Diputados, que solicitaron que el proyecto recaiga en las Comisiones de Salud y Justicia y Asuntos Penales”, para advertir que “Gabriela Michetti, a quien respetamos su representatividad en ese cuerpo deliberativo, se arroga un poder arbitrario al enviar el proyecto además a las Comisiones de Presupuesto y Asuntos Constitucionales”.
Aseguraron además que “en varias declaraciones, el ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, manifestó que no es necesaria una nueva partida presupuestaria para que el sistema de salud, el cual se compone de servicios públicos, obras sociales, medicina prepaga y diversos institutos pueda asistir esta demanda”.
También remarcaron que “a su vez, a lo largo de los dos meses de debate en que se brindaron argumentos en la Cámara de Diputados, quedó claro que el proyecto IVE está en sintonía con la Constitución Nacional; enviarlo a Asuntos Constitucionales es una acción inconducente ya que el mandato es claro: el objetivo está orientado a medidas de protección social del embarazo y de los niños y niñas. Es decir, se cumple con la Constitución en tanto y en cuanto se instrumentan acciones positivas de cuidado como la asignación universal por hijo o la asignación por embarazo. No se cumple penalizando. Así lo entendió la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo FAL”.
“La iniciativa legislativa que reconoce el aborto como derecho es una temática y competencia de salud y de justicia. Por eso, la decisión de la vicepresidenta de la Nación y presidenta de la Cámara de Senadores, Gabriela Michetti, constituye una maniobra dilatoria y excesiva. Seguiremos luchando en el Congreso, en las calles y en las redes hasta que el aborto sea ley”, señalaron finalmente.