Inicio La Pampa El auto que mató a la familia iba a 174 km/h

El auto que mató a la familia iba a 174 km/h

SEIS MUERTOS EN LA RUTA 5

Peritos de la Agencia de Investigación Científica (AIC) del Ministerio Público Fiscal concluyeron que el auto Mercedes Benz que colisionó a un Peugeot 206 el pasado 25 de diciembre en la intersección de las rutas 5 (nacional) y la 7 (provincial), circulaba casi con el triple de la velocidad máxima permitida en ese sector (60 kilómetros). De acuerdo a sus análisis, la SUV Mercedes Benz, que era conducida por el martillero santarroseño, Esteban Hotz, alcanzó una velocidad de 174 kilómetros por hora previo al impacto, lo que impidió que el conductor contara con el tiempo y espacio necesarios para resolver eficazmente la situación de peligro que se le presentó. Además se indicó que la causa eficiente del siniestro no fue la maniobra realizada por el Peugeot (que había intentado retomar en una maniobra en U o tipo “L”). A causa del impacto 6 santarroseños que viajaban en el Peugeot; tres menores, tres mayores (entre ellos una mujer embarazada), perdieron la vida.

Tragedia.
El hecho ocurrió el pasado 25 de diciembre en horas del mediodía, cuando un Peugeot 206, que se dirigía desde Santa Rosa a General Pico por la ruta 5, realizó una maniobra en “U” sobre la ruta, a la altura de la intersección con la ruta 7. En ese momento una SUV Mercedes Benz, que había partido desde la capital provincial con destino a Uriburu, lo embistió con su frente en el lateral izquierdo. A causa del impacto las seis personas que viajaban a bordo del Peugeot, tres mayores y tres niños, perdieron la vida. El conductor del otro rodado, en tanto, resultó con heridas de consideración, aunque su vida no corría peligro.
En el Peugeot viajaban tres mayores de edad (entre ellos una mujer embarazada) y tres menores de edad. Las víctimas fatales fueron identificadas como Franco Gabriel Palacio, quien conducía el 206, su pareja Guadalupe Abascal (quien cursaba un embarazo), iba como acompañante. Además dos hijos del conductor, Milagros (6 años) y Gonzalo (3), y Daiana Palacio (hermana de Franco) y su hija Isabella (6 años).
Por su parte, el Mercedes Benz era conducido por santarroseño Esteban Hotz, radicado en Santa Rosa, quien gracias a la tecnología en seguridad de su auto solo sufrió heridas que no revestían gravedad. Fue trasladado en una ambulancia al Hospital Lucio Molas de la capital provincial.

Pericias.
Pasaron 120 días desde el luctuoso episodio. La principal hipótesis de cómo se dieron los hechos circulaba en torno a que el Peugeot había efectuado una maniobra de retorno sobre la cinta asfáltica y por ello se había producido el siniestro. La maniobra en “U” existió, pero en las últimas horas expertos de la Agencia de Investigación Científica (AIC) presentaron las pericias para saber cómo se produjo realmente el impacto entre los rodados.
De acuerdo a los análisis efectuados por los profesionales la velocidad alcanzada por la SUV Mercedes Benz previo al impacto fue de “174 kilómetros por hora”, según los informes trascendidos. En base a ello concluyeron que “las trayectorias pre impacto son siempre condiciones necesarias, porque constituyen los hechos fácticos objeto de la investigación. Es lo que ocurrió realmente y no se puede modificar. Plantear qué hubiera ocurrido si el Peugeot no hubiera girado, significa formular una hipótesis alternativa -un elemento inexistente porque nunca ocurrió-“, aclararon.
Conocido esto, sostuvieron en su informe que “en lo que respecta al MB era condición necesaria que se desplazara a una velocidad excesiva -como ocurrió- para que arribara al lugar donde se encontraba el Peugeot al mismo tiempo que éste. Y es conclusión suficiente porque ese exceso de velocidad fue el productor directo del evento”, aseguraron.
“En consecuencia, la causa eficiente del siniestro no fue la maniobra realizada por el conductor del Peugeot (causa necesaria, pero no suficiente), sino la excesiva velocidad del vehículo MB (más de dos veces la velocidad reglamentaria -causa necesaria y suficiente-) que impidió a su conductor contar con el tiempo y espacio necesarios para resolver eficazmente la situación de peligro que se le presentó”, señaló finalmente el informe.

Se sigue investigando
Después de que se conocieran los resultados de las pericias hechas por la AIC, LA ARENA dialogó con una fuente judicial ligada desde el primer día a la investigación del siniestro fatal. “La investigación está en una instancia de trámites de pericias”, sostuvo la fuente consultada, quien recordó que días posteriores al hecho “Hotz declaró en calidad de imputado, y después se ordenaron varias pericias”.
Ahora que salió a la luz que la causante de la tragedia fue la excesiva velocidad “es probable que se haga alguna audiencia”, continuó la fuente consultada y agregó que “si en la investigación se determina que hay alguna persona a la cual imputarle un hecho penal, se hará una acusación y habrá que encuadrar el hecho en un delito. Es un caso particular, porque hay dos personas que cometen una infracción a las leyes de tránsito. Pero se evaluará”. “El siniestro sigue siendo investigado”, concluyó.

“Necesito que se haga justicia”
Mónica Siderac es la madre de Franco Palacio, el joven de que conducía el Peugeot 206 y una de las víctimas fatales tras el siniestro. La mujer fue una de las personas que dio a conocer los documentos de la AIC y manifestó a través de las red su necesidad de que se haga justicia: “aguantamos hasta este momento de tener las pericias en nuestras manos para poder hacer declaraciones y limpiar el nombre de mi hijo que fue injustamente injuriado y juzgado por mucha gente. Las peripecias dicen que el Sr. Esteban Hotz, maneja un auto Mercedes Benz a una velocidad de 175 km”.