El campeón de América que marcó el ritmo

“Flaco, ¿vo’ sos periooodista?”, pregunta un cordobés cerrado, estirando las vocales como si hiciera falta ratificar su identidad. “Vení, acá tenés un crack para hacerle una nota”, advierte mientras se inclina para tensar los músculos de sus piernas y en el mismo movimiento estira un brazo para señalar a su compañero. “Acá tenés a Mario Carballo, campeón de América con Boca, que es nuestra figura y uno de los mejores del torneo”, insiste.
A su lado, el jugador estelar de la selección de Córdoba de la categoría Fundadores sonríe sentado en una reposera, esperando el momento de cambiarse para jugar uno de los tantos partidos del Torneo Argentino de Fútbol para Veteranos que se está disputando en canchas de Santa Rosa y Toay.
Se trata de Mario Roberto Carballo, volante central cordobés que jugó en el Boca Juniors de Juan Carlos Lorenzo cuando en 1977 se consagró campeón de la Copa Libertadores de América.
Hoy, con 66 años, Carballo cuenta con una extensa trayectoria en el fútbol profesional. Luego de pasar por los cuatro grandes de Córdoba (surgió en Racing y después jugó en Talleres, Instituto y Belgrano), en 1976 fue comprado por Atlanta y un año más tarde por Boca.
En el Xeneize que dirigía el Toto Lorenzo Carballo era el volante que jugaba regularmente el Torneo Metropolitano en reemplazo de Rubén “Chapa” Suñé -que era titular en la Copa Libertadores-, aunque el cordobés también tuvo algunas participaciones en el certamen continental que Boca ganó tras vencer en la final al Cruzeiro de Belo Horizonte.
Luego de su paso por el equipo de La Ribera (una fractura le impidió estar en la final Intercontinental contra el Borussia Monchengladbach), Carballo se fue a Unión Magdalena de Colombia, donde estuvo un par de temporadas y llegó a jugar con Carlos “El Pibe” Valderrama, que daba sus primeros pasos.
En su retorno a Argentina, Jorge Ribolzi (compañero en Boca) lo trajo a jugar a Ferro de General Pico, donde fueron campeones y jugaron el Regional, y un año después se puso la camiseta de Pico FBC, con la que también dio una vuelta olímpica.
De regreso en Córdoba dejó el profesionalismo, siguió jugando en diferentes torneos provinciales y, desde hace más de 15 años, forma parte del mundo del fútbol de veteranos, que lo trajo al Argentino que se está jugando en La Pampa.

Seguir.
“Lo más importante es seguir en actividad”, dispara Carballo como una sentencia de vida en la previa de uno de los partidos en el predio de La Barranca, donde más tarde mostraría su clase, marcando el ritmo con su trote cansino y ordenando al equipo con su voz de mando.
“Cuando empecé a participar en el fútbol de veteranos, hace más de 15 años, no me imaginaba todo lo bueno que iba a vivir conociendo gente de todo el país y haciendo verdaderos amigos”, relata el ex Boca Juniors.
“Además se disfruta de otra manera que el fútbol profesional, porque hay menos responsabilidad, hay libertades, jugás con tus amigos…”, añade apuntando a sus compañeros de la selección de Córdoba, que empiezan a cambiarse de cara al duelo ante sus pares neuquinos.
Y al referirse al hecho de jugar a medida que pasan los años, Carballo afirma que su cuerpo será el que marque los límites. “Uno juega mientras el físico lo permita. Hace dos o tres años atrás iba a dejar, pero la verdad es que me siento bien y mientras pueda correr un poquito, lo voy a seguir haciendo. Esto es espectacular”, asegura.

“Lorenzo era un adelantado”.
Mario Carballo se confiesa hincha de Boca, pero no duda en reconocer a Marcelo Gallardo como un técnico “de primerísimo nivel”, y a su River como el equipo que “tiene el mejor fútbol del país”. Y agrega: “River tiene muy buenos jugadores, pero además Gallardo es un estudioso y lo hace funcionar muy bien ante cada partido”.
En ese sentido, el cordobés de 66 años se anima a comparar al Muñeco con uno de los grandes entrenadores de la historia argentina, Juan Carlos Lorenzo, quien lo dirigió en Boca Juniors. “También era un estudioso; se sentaba a almorzar escuchando la radio y leyendo un libro de fútbol europeo”, recuerda al hacer referencia al Toto.
Y para ejemplificarlo cuenta una anécdota personal: “En el ’77 fuimos a jugar dos partidos a Salta. En el primero juego en el mediocampo, como siempre, y después, como se había lesionado el Colorado Suárez, Lorenzo viene y me dice ‘Carballito, me vas a tener que jugar de marcador de punta en el segundo partido’. Yo había jugado en esa posición de joven, pero no me gustaba mucho y le dije ‘no, no maestro, porque no se jugar ahí’. Y él me responde, ‘cómo que no va a saber jugar, si usted hace unos años jugó en Instituto de marcador de punta…’ Ya en esa época conocía y sabía todo. Lorenzo era un adelantado”.

Tres equipos pampeanos en las finales.
Las selecciones de General Pico y Santa Rosa, que se enfrentarán en la categoría Master, más los santarroseños de HK Pinturas, que definirán ante Catamarca en Seniors, son los tres equipos pampeanos que buscarán los títulos hoy en el cierre del XIV Argentino de Fútbol para Veteranos “Hugo Pérez”, que se desarrolló desde el viernes en Santa Rosa y Toay.
Las finales, que se jugarán hoy desde las 10.30 en el predio Ricardo Forestier, serán las siguientes: HK Pinturas–Catamarca en Seniors, General Pico–Santa Rosa en Master, Catamarca–Tres Arroyos en Maxi Seniors, Villa Congreso–La Amistad en Súper y Catamarca–AMFA en Fundadores.
Ayer, en la categoría Seniors (los más jóvenes), HK Pinturas eliminó en cuartos de final a Las Estrellas por penales, luego de igualar 0–0; mientras que en la semifinal venció a Chaco por 1–0. La otra semifinal fue Catamarca 1 (ganó por penales)–Sindicato de la Carne 1.
En Master, en tanto, General Pico venció por penales en cuartos a Zapala luego de igualar 0–0; mientras que Santa Rosa también pasó por penales ante Talleres tras un 1–1. En semifinales, Ospida 1–General Pico 1 (ganó por penales) y Santa Rosa 2–Plottier 1.
En las otras categorías, los partidos de semifinales de ayer fueron los siguientes: Maxi Seniors: General Pico 0–Catamarca 1 y Trelew 0–Tres Arroyos 2. Súper: La Emilia 1–Villa Congreso 3 y Quintu Panal 0–La Amistad 1. Fundadores: Afuven 2–Catamarca 2 (ganó por penales) y AMFA 1–Granjas Pampeanas 0.