El CD dejó sin efecto pedido de dos vecinos

RECHAZAN CREDITOS DE PROMOCION ECONOMICA

(Eduardo Castex) – Dos castenses rechazaron los créditos de Promoción de Actividades Económicas del Ministerio de Desarrollo Territorial de La Pampa, y el Concejo Deliberante local sancionó las ordenanzas para dejar sin efecto las solicitudes de los emprendedores.
Los vecinos Jorge Eduardo Martín y Julieta Riera argumentaron que el “fuerte impacto de las devaluaciones” y la suba de los costos bancarios dispuestos por las medidas económicas macristas repercutieron en perjuicios económicos para financiar inversiones en las Pymes. Riera fue más crítica porque se consideró perjudicada “con la pérdida de tiempo”, y consideró que estos créditos de la cartera que dirige Martín Borthiry “no hacen honor a su nombre de Promoción Económica”.
El rechazo de ambos créditos se trató el jueves, en la última sesión del CD. Los concejales tomaron conocimiento oficial, después del anticipo que realizó LA ARENA, que los emprendedores desistían de tomar los créditos que ya les habían entregado las autoridades provinciales y locales. “Corresponde dictar la ordenanza para dejar sin efecto la aprobación de los créditos y devolver al gobierno provincial los fondos recibidos” para financiar los préstamos,
explicaron los ediles.
En el caso de Martín había solicitado 250 mil pesos para realizar inversiones en el proyecto productivo “Metalúrgica y reparación de maquinarias”. En la nota remitida al CD argumentó “drásticos cambios en las condiciones para la toma del préstamo”, producto del “fuerte impacto de las devaluaciones sobre el monto de dinero recibido, el incremento de los costos de la escritura hipoteca y de los intereses del préstamo solicitado”.

“Mal gusto”.
Por su parte, Riera accedió a un crédito de 180 mil pesos dispuesto por los integrantes del Consejo Productivo Local, aunque había solicitado 360 mil, para invertir en “Producciones Audiovisuales”.
La explicación que brindó para rechazar el préstamo fue “falta de conocimiento sobre la letra chica o mejor dicho, detalles del contrato que nos entregaron después de la visita del ministro”.
Se quejó porque considera “desproporcionada la cifra a pagar exigida de honorarios y gastos (cercana al 30%) que generan que se diluya el monto otorgado y pase a ser poco rentable y no hace honor a su nombre de Promoción Económica”.
“Considero de mal gusto habernos utilizado para la promoción de la entrega de los créditos sin anticiparnos los cambios que se habían efectuado”, cuestionó Riera a funcionarios provinciales y municipales.