Inicio La Pampa El circo piquense en la Costa Atlántica

El circo piquense en la Costa Atlántica

"LA RISOTADA" HACE TEMPORADA DE VERANO EN SANTA CLARA DEL MAR

La compañía circense “La Risotada”, que conforman los artistas piquenses Luciano Roggero y Julián Martín Serralta (conocidos como Sovaco y Zoquete), inició su temporada de verano en Santa Clara del Mar, provincia de Buenos Aires. Todas las noches presentan dos espectáculos circenses en la peatonal de la ciudad de balnearia, en la que ya trabajaron en años anteriores. “Todos los veranos buscamos un lugar turístico para hacer los espectáculos porque para un artista callejero la temporada de verano es algo fundamental, puesto que pulís el trabajo, probas cosas nuevas y te da la posibilidad de que te conozcan desde diferentes lados de la país. El año pasado ya habíamos estado en Santa Clara del Mar, y también hemos hecho temporada en Las Grutas, San Martín de los Andes, Chile y Brasil. De cada temporada nos llevamos cosas nuevas, como el trabajo más pulido y la experiencia que te da de hacer dos espectáculos diarios durante dos meses”, dijo Roggero. Además agregó: “Cuando no trabajamos, aprovechamos para ver los diferentes espectáculos que se ofrecen en la peatonal y se nota que la gente está buscando algo con que entretenerse. Cada vez que vemos otro espectáculo, nos damos cuenta en que nivel estamos y que no tenemos que envidarle nada a nadie, eso nos pone muy contentos. Además el circo es una alternativa al teatro y al cine, y al ser a la gorra es algo popular, más en estos momentos. A través de la gorra aprovechamos para que la gente valore el espectáculo callejero, porque podríamos estar en cualquier sala pero preferimos la libertad que te da la calle y la posibilidad de abrirse a todo tipo de público, porque la gente en la calle se encuentra con vos, no te va a ver como va en un teatro, y cuando logras captar esa atención, es el doble de satisfactorio. Es mágico para nosotros hacer espectáculos callejeros y es nuestra base, nuestro punto de partida para todo lo demás, porque es lo que hace que este arte sea popular”.

Vivir del circo.
Roggero y Martín Serralta (o Sovaco y Zoquete), trabajan juntos desde hace más de una década, y cada vez que salen a escena, en la sala de un centro cultural, en una plaza o en la calle, presentan un trabajo muy pulido y cuidado, que cada vez arranca más sonrisas entre el público.
“Empezamos a trabajar con Julián en 2016. La mayor parte del tiempo estuvimos trabajando juntos, y esto nos da una comodidad de trabajo en la que ya tenemos los roles definidos. Uno se siente confiado en la capacidad del compañero y en la forma de trabajar”, añadió.
El artista local además trazó un balance del camino recorrido durante 2018, y destacó que por otro año más, logró que el circo y el arte callejero, sean su medio de vida.
“No es sencillo vivir de lo que a uno le gusta, pero es mucho más difícil vivir de lo que a uno no le gusta. A mi me llevó como seis años poder vivir de esto, y mientras tanto, hacía mis changas. Para nosotros es un sueño hecho realidad vivir del circo y generar esto, y nos pone contentos que cada año nos surjan ideas nuevas, que tengamos más proyectos y más fuerza. A uno lo pone contento que la creatividad sigue fluyendo y que nosotros podamos estar viviendo de esto, y seguir cumpliendo el sueño, es impagable. Esto es difícil, porque lleva muchos años llegar a vivir de lo que a uno le gusta, pero nuestro mensaje es hacer lo que te gusta, seguir tus sueños y darlo todo. Es un salto que uno tiene que dar, pero hay que animarse para vivir los sueños bien despierto, y no quedarse dormido”, marcó.

Próximos planes.
Por último, dio cuenta de los planes que tiene para este 2019 la compañía circense, entre los que se destaca una nueva edición del “Festival Internacional de Circo y Arte Callejero Pico Ríe”, que convoco a artistas europeos en ediciones anteriores.
“Estamos con muchos proyectos. Ya estamos hablando de hacer espectáculos nuevos, tanto callejeros como de sala. Tenemos proyectos grupales, y ahora que tenemos la personaría jurídica vamos a tratar de llevar adelante proyectos de capacitación y proyectos para fomentar el arte, no solo desde el lado del circo, sino de diferentes ámbitos para crecer culturalmente. La personaría jurídica nació para hacer crecer al Festival y estamos en busca de un espacio físico en comodato, para poder fomentar estas artes circenses, para poder llevarlas a la sociedad y tener un lugar para mostrar nuestros espectáculos”, finalizó.