El economista José Luis Espert disertó en la Rural

José Luis Espert en diálogo con LA ARENA, minutos antes de que comience su charla en La Rural, describió un panorama oscuro en relación al tiempo de mandato que le resta cumplir al gobierno nacional.
“Me da la sensación que el año y medio de gestión que le falta a Macri va a ser duro económica, social y políticamente para el país”, sentenció el profesional, quien fue invitado ayer por la Sociedad Agrícola Ganadera de La Pampa, en el marco de sus 100 años de vida, para disertar sobre el panorama macroeconómico nacional.
Según el economista, la crisis económica y social que se vive actualmente, tiene que ver con las políticas que Cambiemos no implementó al comienzo de su gestión. Por esta razón, dijo “el gobierno estuvo dos años y medio paveando. Ahora, la sociedad, la gente de a pie, tuvo que pagar el costo de un dólar que subió 10 pesos en cuatro meses”.
Siguiendo esta línea, razonó que por la impericia del Ejecutivo, el ajuste, es decir, “el trabajo sucio”, lo terminó haciendo el dólar con la corrida cambiaria, provocando una severa crisis social. “Esto generó que nos liquiden los salarios reales, los ingresos, y el capital de trabajo de las empresas. Ese es el ajuste que no había que hacer, pero por culpa del gobierno, el dólar tuvo que hacer el trabajo sucio”, sentenció.

Déficit fiscal.
Contradictoriamente a la política que pregona el oficialismo sobre la reducción del déficit fiscal a partir del achicamiento del Estado, esta semana se conoció un informe que revela que Cambiemos ha aumentado en un 25% lo cargos políticos en el Poder Ejecutivo.
En este sentido, y sobre la reducción del déficit, Espert reflexionó que el gobierno no ha cambiado nada porque “tenemos el mismo déficit fiscal, y encima alta inflación”. “Las cuestiones más profundas no se han modificado”, concluyó.

Segundo semestre.
Lejos del ya clásico segundo semestre que el oficialismo ha prometido una y otra vez sobre el mejoramiento de la economía y la disminución de la inflación, Espert vaticinó una segunda mitad de año “muy dura”.
“Vamos a un segundo semestre donde la inflación va a seguir siendo alta. Probablemente entre el 15 y 16% como fue el primer semestre”, dijo, coincidiendo con la gran mayoría de las consultoras y los sindicatos que pronostican un 32% de inflación anual.
Además, aseguró un escenario de estanflación, es decir, caída de la actividad económica y aumento de los precios. “La economía va a caer este año, a fin de año va a caer algo más”, explicó el crítico economista.
Asimismo, para el año que viene estimó un panorama desalentador. “Las perspectivas económicas para el año entrante no son muy buenas, porque el mundo se ha complicado mucho en el curso de estos últimos meses a raíz de las cosas que está haciendo Trump”, opinó, y sobre este tema finalizó diciendo: “Estamos en una etapa muy dura de nuevo”.

Fondo Monetario Internacional.
Espert dijo que el recorte que se produce actualmente no está relacionado con el acuerdo con el FMI. Explicó, en tanto, que a partir de ahora se va a empezar a notar el ajuste.
“Todavía no empezó nada del ajuste que implica el tratado con el Fondo, recién ahora nos vamos a empezar a dar cuenta de lo que significa”, advirtió.
También, evaluó que esto implica “una tensión política muy grande con las provincias, dentro de las provincias y con los sindicatos del sector público. O sea que los salarios del sector público se ajustarán más que la inflación, por ejemplo”, detalló.

Frente a la crisis.
Cuando se le consultó si el oficialismo asume la delicada situación económica del país, o si paralelamente establece estrategias políticas de cara a las elecciones del año que viene, Espert opinó que “la política es una gran corporación que está completamente desconectada de las necesidades del país”.
En este sentido, dijo que “ellos hacen su juego, hacen campañas para ganar elecciones, gobiernan y gobiernan para ganar elecciones de nuevo. Nuestros problemas a nadie le importa demasiado”, finalizó.