El empresario Losón fue procesado pero seguirá libre

LA SITUACION DEL DUEÑO DE BODEGAS DEL DESIERTO

Armando Roberto Losón, propietario de Albanesi SA, el grupo empresario que está afincado en el sur provincial, con la firma Bodegas del Desierto, fue procesado por el juez federal Claudio Bonadío en la causa de las fotocopias de los cuadernos del chofer Centeno. Se trata de la misma investigación por la cual fue procesada la ex presidenta y actual senadora nacional Cristina Fernández.
Losón fue procesado como miembro de una asociación ilícita y también por el delito de “dación de dádivas”, este último cometido en diez oportunidades, según la resolución que se conoció en la víspera. Además, al igual que al resto de los procesados, se le trabó embargo sobre los bienes y dineros suficientes hasta cubrir la suma de 4 mil millones de pesos.

Los pagos.
Bonadío dio por probado que Losón realizó pagos por “Albanesi S.A.” -dueña de una constructora, entre otras empresas dedicadas a diversos rubros-, los cuales se concretaron en el edificio ubicado en Leandro N. Alem 855, de la Capital Federal, donde tenía sede la empresa. Según consta en la resolución, los pagos se realizaron los días 18 de julio de 2013, a través de Nelson Lazarte, y el 25 de ese mismo, a través de Roberto Baratta y Lazarte, por 300 mil dólares; luego el 30 de agosto de 2013, Losón le entregó a Lazarte 200 mil dólares; el 10 de septiembre de 2013, 300 mil dólares; el 16 de septiembre de 2013, 350 mil; el 2 de junio de 2015, 1.250.000 dólares; el 29 de junio de 2015, 500 mil; el 21 de julio de 2015, 1.000.000, y el 6 de octubre de 2015, 400 mil dólares. Siempre quien recibía los pagos era Lazarte.
El empresario declaró que Baratta le pidió los aportes en distintas reuniones, en una ocasión a través de “un papelito” que decía “1.800.000”, y en otra, en forma personal, le pidió 500 mil dólares. “La verdad no estoy seguro ni me consta que ese dinero haya ido para la campaña”, declaró, según se cita en el fallo del juez.

Inversiones pampeanas.
El Grupo Albanesi, es propietario de Bodegas del Desierto y también de Alto Valle del Río Colorado. La primera de las firmas produce las uvas con las cuales la segunda empresa elabora los vinos Desierto25, Desierto Pampa y Pampa Mía, en la ciudad de 25 de Mayo, a la vera del río Colorado.
Losón preside desde hace cuatro décadas el Grupo Albanesi, una empresa que nació en 1929. “Era comercializadora de energía, pero desde 2004 comenzó a comprar y construir centrales de generación eléctrica. La empresa siguió invirtiendo en el gobierno de Mauricio Macri. Tiene una bodega y participa del negocio aerocomercial con dos aviones”, había informado el diario La Nación, meses atrás, cuando publicó el informe periodístico sobre los “cuadernos de Centeno”.
Tras la publicación del matutino porteño, el Grupo Albanesi hizo público un parte de prensa: “Tal como es de público conocimiento, en el día de la fecha, con el objeto de continuar el giro ordinario de las compañías del Grupo Albanesi, el directorio se encuentra instrumentando el licenciamiento temporario del Sr. Armando Losón, presidente y accionista de las compañías del Grupo, en sus actividades como director de cada una de ellas. Respecto a las cuestiones legales, ninguna persona jurídica del Grupo ha sido sometida a proceso”.

El diferimento.
El emprendimiento en el sur provincial fue iniciado en la segunda mitad de los ’90 por la familia Matzkin, cuando Jorge “Toto” Matzkin, quien fuera viceministro del Interior del gobierno de Carlos Menem, recibió de este último un polémico “diferimento impositivo” para desarrollar un emprendimiento productivo. Ya en 2003, con el Grupo Albanesi como propietario, llegó la producción de vinos de alta gama.
La bodega tiene una superficie cubierta de 2.500 metros cuadrados, con una capacidad de molienda de 980.000 kilos y 1.512.650 litros de almacenamiento entre tanques de acero inoxidable y barricas de roble francés y americano.