El Frente Peronista Barrial propone descentralización

INTERNAS EN SANTA ROSA

El Frente Peronista Barrial impulsará “un municipio descentralizado”, de acuerdo con un documento en el que difundió sus propuestas de cara a las elecciones internas de febrero. Allí, desde el FPB evaluaron la gestión de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo Nacional y afirmaron que “en los últimos tres años del gobierno macrista, sus políticas oligárquicas y entreguistas no sólo deterioran el bienestar económico y social actual de nuestro pueblo, sino han puesto en riesgo el desarrollo futuro del país”.

“En el marco de este contexto nacional y frente a la realidad caótica en la que se encuentra nuestra ciudad, decidimos organizarnos y recuperar Santa Rosa, nuestro espacio común, mediante la condición transformadora de la política”, agregaron.
A su vez, se diferenciaron de “aquellos dirigentes que rápidamente olvidan lo que prometieron en campaña, e incumplen tanto sus compromisos de trabajo como traicionan el marco ideológico y los principios por los cuales habían sido votados” y señalaron que para los integrantes del Frente “los principios ideológicos y los valores humanos que de ellos se desprenden, son inquebrantables. Sabemos que nuestra fortaleza está en conocer profundamente los problemas y las necesidades de nuestros vecinos porque vivimos y trabajamos junto a ellos todos los días, desde siempre”.
En ese sentido, manifestaron sentirse preparados para “afrontar con compromiso y responsabilidad la conducción del municipio santarroseño, sin mentiras ni falsas promesas, con esfuerzo y convicción. A partir de la experiencia que venimos realizando desde la formación como Frente, sabemos que es a través del ejemplo en el trabajo cotidiano que se construye la credibilidad de todo proyecto político”.

“Presupuesto participativo”.
Desde la organización que postula a Nélida Battista como precandidata a intendenta en la ciudad de Santa Rosa, propusieron impulsar un “municipio descentralizado, junto a cada barrio, implementando el presupuesto participativo”. Además, expresaron que debe ser “inclusivo y participativo, abierto a la comunidad, integrando a los 52 barrios para que propongan, intervengan y evalúen las políticas de la comuna”.
Por otra parte, señalaron la necesidad de una “reforma administrativa de la gestión, revalorizando al empleado municipal y minimizando la tercerización. Proponemos generar un nuevo contrato social con el empleado municipal, para recuperar de forma planificada el rol del municipio en obras diarias y de mantenimiento”.
A su vez, plantearon llevar a cabo una “reducción de los cargos políticos y acceso público a la información financiera del municipio. Revisaremos el organigrama municipal, porque es primordial adecuar las acciones a las funciones planificadas. La planificación organiza sectores y permite la reducción de cargos políticos que por un lado, facilita el reacomodamiento de la planta permanente municipal, y por otro, genera una reducción de gastos fijos que serán redistribuidos”.
Finalmente, resaltaron la perspectiva de género y propusieron “implementar políticas públicas y normas que garanticen el acceso a la equidad y la no discriminación entre géneros. El Municipio será el encargado de diseñar, capacitar, monitorear y evaluar las políticas públicas orientadas a lograr una real equidad respecto de género y diversidades sexuales”.