sábado, 21 septiembre 2019
Inicio La Pampa El gobernador Cornejo volvió a hablar del trasvase

El gobernador Cornejo volvió a hablar del trasvase

LA OBRA DE PORTEZUELO DEL VIENTO

Desde Malargüe, la ciudad que recibirá los beneficios directos de la obra, el gobernador Alfredo Cornejo no tuvo ningún empacho en decir a viva voz lo que sus técnicos vienen negando a rajatabla: que la represa de Portezuelo del Viento es necesaria más que nada como obra de cabecera para sacarle agua al río Grande y traspasarla al Atuel.
Este hecho ha sido sistemáticamente negado por la provincia de Mendoza, por el gobierno nacional y por un sector del Comité de Cuenca del Río Colorado que juega alevosamente a favor de aquellos dos, que dicen que no está en sus planes inmediatos concretar el trasvase. Alguien miente: o Mendoza le miente al Coirco, o Cornejo le miente a los mendocinos.
«Cornejo cuenta los días para licitar Portezuelo del Viento», tituló el portal informativo «Mendozapost» al dar cuenta de la visita del mandatario a Malargüe de hace unos días y de su nueva andanada de anuncios y promesas. «Embalado por su propio impulso, Alfredo Cornejo va quemando las naves de los anuncios para mandar mensajes que habrá vida después de la crisis», escribió el periodista Jorge Fernández Rojas.
«Sabemos que hay que corregir errores pero con gente que hace con bases sólidas y no gente que habla solamente, hemos recuperado para todo el sur una obra que debería haber estado lista hace 30 años atrás que es Portezuelo del Viento», dijo el gobernador, en tono de reproche, durante el acto de la inauguración formal del Paso Pehuenche como corredor intercordillerano de carga pesada.
«Esta mega obra que es por lo menos más de tres diques como el de Potrerillos con externalidad en el río para poder hace el trasvase del río Atuel», destacó el gobernador, trayendo a la luz una intención política que sus funcionarios y técnicos tratan de ocultar.
En Malargüe, el ministro Martín Kerchner completó el escenario presentado por el mandatario. «Es la concreción de lo que decidió el presidente (Mauricio) Macri y se anunció el 28 de diciembre (de 2018) con el ministro (Nicolás) Dujovne. Allí advertimos que se pagaría con un bono, que es plata», recordó el ministro de Economía, Infraestructura y Energía.
Uno de los puntos medulares que ha objetado La Pampa del Estudio de Impacto Ambiental Regional que elaboraron dos universidades nacionales que las otras provincias y Nación quieren dar por aprobado, es que no incluyó el trasvase Grande-Atuel, una obra que de concretarse cambiará aún más el punto de equilibrio de la cuenca, más que la propia represa Portezuelo del Viento.

Paso fundamental.
En tanto, Diario San Rafael, dio cuenta de la reunión del miércoles 8 de mayo del Consejo de Gobierno del Coirco -instancia que conforman el ministro del Interior y los cinco gobernadores de la cuenca-, y de la información que trasladó el gobernador Cornejo.
«Se cumplió un paso más en la construcción de Portezuelo del Viento. Vinimos a darle conocimiento al Consejo de Gobierno de los estudios ambientales regionales y de cómo impactan en el resto de las provincias», detalló Cornejo, según informó DSR. «En este sentido, el Gobernador detalló que ‘solo contó con la objeción de La Pampa y la aprobación ya se la dio el Comité Ejecutivo del Coirco. Avanzamos en la construcción del motor de desarrollo de la provincia, que es la presa y complejo energético Portezuelo del Viento'».
Esta afirmación no es otra cosa que una falacia, ya que el tema del Estudio de Impacto Ambiental llegó a la instancia del Consejo de Gobierno porque en la instancia anterior, que es el Consejo Técnico, los delegados pampeanos se opusieron a la aprobación del EIAR por los graves errores y falencias que tiene, y las conclusiones equivocadas a las que llega.

Nuevo laudo.
De hecho, La Pampa rechazó el EIAR en el Coirco y ante el fracaso de su moción para no convalidarlo, el gobernador Verna anticipó que La Pampa solicitará un nuevo laudo arbitral a Nación.
La reunión del Consejo de Gobierno de Coirco tuvo lugar el miércoles en Buenos Aires y contó con la presencia del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y los gobernadores de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; de La Pampa, Carlos Verna; de Río Negro, Alberto Weretilneck; y de Neuquén, Omar Gutiérrez. También asistieron el secretario de Infraestructura y Política Hídrica, Pablo Bereciartua, y el presidente del comité ejecutivo de Coirco, Mario de Rege.

Estudio debilitado.
La afirmación de Cornejo no hace más que poner más en evidencia que el Estudio de Impacto Ambiental Regional que hicieron las Universidades de La Plata y del Litoral, adolece de fallas por todos lados y no es un instrumento sólido para evaluar los impactos de la represa. Una de las objeciones más fuertes de La Pampa es que el estudio debió incluir el trasvase del Grande al Atuel, aún cuando no esté contemplado en una primera etapa de obras. La respuesta del consorcio universitario que desarrolló el EIAR fue que no lo hizo «por recomendación» del Comité Técnico del Coirco.