El gobierno dice que se usa el 97% del Colorado

TODOS CONTRA MACRI

Luego que el presidente Mauricio Macri dijera que le resultaba sorprendente que el agua del río Colorado “no se usa” sino que se pierde en el mar, el gobierno provincial emitió ayer un detalle de los usos que tiene el río norpatagónico a lo largo de su trayecto. Según este informe, el 97 por ciento del agua se usa en distintos fines, y el resto representa el caudal fluvioecológico.
El representante alterno de La Pampa ante el Comité Interjurisdiccional del río Colorado (Coirco), Juan Greco, brindó detalles sobre las mediciones no solo del caudal sino también de la calidad del agua del río Colorado, un curso de agua que comparten las provincias de Mendoza, Neuquén, La Pampa, Río Negro y Buenos Aires. Greco formuló estas declaraciones al calor del intenso debate que protagoniza en estos días del río Colorado, potenciado por las recientes y polémicas declaraciones de Macri desde Chubut y su viaje a la ciudad mendocina de San Rafael.
El delegado explicó que a través de la estación de aforo ubicada en el paraje Buta Ranquil, cercana al límite Mendoza-Neuquén, la provincia de La Pampa accede a las mediciones diarias del caudal. “La última medición de hoy (por ayer) data de 118 m3 por segundo. Queríamos corroborar el volumen de agua que estaba llegando al mar, en función de las declaraciones del presidente de la Nación”. Según comentó, la última toma de agua del río Colorado está en la zona de Corfo, en provincia de Buenos Aires, y a partir de ahí “es el agua que llega al mar, y ahí no llegan más de 4 m3”. Esos 4 metros cúbicos por segundo representan el caudal fluvioecológico para el tramo inferior del río Colorado.
“De los 118 medidos en Buta Ranquil, en todo el recorrido del río Colorado, del cual hacen uso Mendoza, Río Negro, Neuquén, Buenos Aires y nuestra Provincia, se consumen de distintas maneras 114 m3. El uso se da para el agua potable por medio de acueductos, zonas bajo riego de La Pampa, Neuquén y Río Negro, minería, actividad hidrocarburífera y la zona de Corfo en Buenos Aires”.
A esas extracciones se suma la evaporación que se produce en el lago de Casa de Piedra, que a raíz de su enorme superficie representa un volumen a tener en cuenta. “Por lo tanto confirmamos el uso intensivo que tiene el río Colorado”, explicó Greco. En Casa de Piedra se hacer otro “uso” del río, aunque no implica una extracción de caudales: la generación hidroeléctrica en la central ubicada al pie de la represa.
Este momento del año, destacó Greco, es una época “pico” de riego en las zonas productivas, lo que demuestra aún más el nivel de aprovechamiento que tiene el curso de agua.

Corfo, en contra.
Greco contó que en ese viaje al sur de Buenos Aires, habló con integrantes del consorcio de riego Corfo sobre la intención de Mendoza de sacarle 24 metros cúbicos por segundo al Colorado. Se encontró con un total rechazo de los regantes. “Es un absurdo total, ya que se les dificultaría la posibilidad de riego de las hectáreas que tienen”, contó el delegado. “Hoy (los regantes de Corfo) son los últimos del río Colorado, que se encuentra en una crisis hídrica profunda, viene de 8 años de una gran crisis hídrica”.
“El gobernador (Carlos Verna) fue muy claro del porqué no a Portezuelo del Viento”, expresó Greco, añadiendo “con las inspecciones y datos técnicos que tenemos se demuestra claramente el uso intensivo que tiene el río Colorado a lo largo de su recorrido”.