Inicio La Pampa El impacto de la suba en alimentos

El impacto de la suba en alimentos

INFORME DEL OBSERVATORIO UNIVERSITARIO DE ECONOMIA

Darío Guaraglia es graduado de la carrera de Contador Público Nacional por la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la UNLPam, además de haber sido supervisor operativo en la elaboración del IPC de La Pampa.

En el mes de febrero de 2019, el Nivel General del Índice de Precios al Consumidor (IPC) medido por Indec tuvo una variación del 3,8 por ciento respecto del mes anterior, y ese mismo indicador para la región pampeana arrojó un valor de 3,6 por ciento. Solo la región patagónica obtuvo un guarismo por debajo de la pampeana con 3,0 por ciento mientras que el mayor dato se registró en la región Noreste, con 4,5 por ciento.

Los datos están contenidos en el Tercer Informe Mensual elaborado por el Observatorio Universitario de Economía, un espacio plural que funciona dentro de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Nacional de La Pampa. En él, diversos profesionales ofrecen sus opiniones sobre aspectos de la realidad económica, política y social. Este informe en particular fue elaborado por Darío Guaraglia.

La Región Pampeana que mide el Indec está compuesta por las provincias de La Pampa, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires -el Gran Buenos Aires junto con la Capital Federal forman parte de la Región GBA-. En la Región Pampeana se relevan 15 ciudades, y en nuestra provincia solo se mide su capital. Esta aclaración sirve para identificar que un aumento que refleje el indicador, puede no coincidir en ese periodo con la realidad local; no obstante, esta medición constituye el indicador oficial para nuestra provincia.

La división Alimentos y Bebidas no alcohólicas tuvo el mayor aumento dentro de las doce divisiones del IPC en la región pampeana, que fue del 6,1%. Esta división es la que se asocia con los gastos en el supermercado y como su peso relativo dentro de las ponderaciones es la más significativa (28,6%), contribuyó en un 49% de la suba del índice general. Esta división, a su vez, tiene una mayor incidencia en los hogares con más necesidades, por lo cual, son quienes más sufren estos incrementos.

Vivienda.
En segundo lugar, se ubicó la división Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con un incremento del 4,8 por ciento contribuyendo en un 11,7 por ciento al incremento del índice general, y en tercer lugar se situó la división Restaurantes y Hoteles, con un 4 por ciento. Este aumento se asocia con la suba en los alimentos explicados en el párrafo precedente.

En el informe técnico del mes de febrero del Indec se puede observar como dentro de los alimentos, los cortes de carne son los que registran la mayor suba, con un incremento entre el 10 y 15 por ciento en los cortes relevados, pasando por ejemplo el kilogramo de asado, de 186,91 pesos en enero a 209,92 pesos en febrero -estos datos proporcionados por INDEC corresponden a relevamientos realizados en el Gran Buenos Aires.

Otro dato significativo que dejó el mes de febrero, fue que la división Prendas de Vestir y Calzado arrojó un valor de 0,6%, lo cual se puede considerar bajo, pero lo llamativo es que en esta época del año, este valor suele ser negativo como ocurrió en 2018 (-1,1) y en 2017 (-0,5 ), este último dato corresponde a nivel nacional ya que a esa fecha aún INDEC no publicaba información por regiones.

Con el valor de 3,6% en el mes de febrero, el IPC Región Pampeana acumula un 6,6% en lo que va del año, a los fines de establecer una comparación, para igual periodo, en el año 2018 el IPC arrojaba un acumulado de 4,3%, cuyo resultado anual fue del 47,6%. Respecto del periodo febrero 2018/febrero 2019, la inflación interanual es del 50,9%, siendo el mayor valor registrado en este gobierno.

Tarifas.
A los fines de visualizar cual es la tendencia real de los precios de la economía, Indec realiza una importante medición donde separa a los bienes y servicios en 3 clases, aquellos que están sujetos a un comportamiento estacional, los que están sujetos a regulación del estado o que tienen una fuerte carga impositiva y en la tercera clasificación ingresan el resto de los bienes y servicios (A nivel nacional representan el 69,9 % de la canasta), a lo que se le denomina inflación núcleo. Esta última medición permite tener una visión más certera de la evolución de los precios en el mediano plazo, ya que no está influenciado por los aumentos de las tarifas públicas ni por variaciones estaciones o temporales.

Como se menciona en el párrafo precedente, ese dato cobra relevancia en la actualidad, producto que es común escuchar que la inflación actual deviene en parte por la continua suba de tarifas, pero este indicador permite visualizar en qué medida el resto de los precios de la economía también están subiendo, y en donde el Estado no tiene una injerencia directa para neutralizar tal impacto como podría ser el congelamiento de las tarifas públicas.

La inflación núcleo para la Región Pampeana arrojó en el mes de febrero un valor de 4,1 y un acumulado anual en los dos primeros meses del año de 7,2, valor este que doblega al acumulado en 2018 en igual periodo (3,6%).

Inflación.
Como se puede analizar, la inflación más allá del precio de las tarifas públicas tiene un alto componente generado por el incremento de los precios de los demás bienes y servicios, en los últimos doce meses el menor valor se registro en abril (2,1%), luego comenzó a subir hasta alcanzar el pico de 7,4 % en septiembre, donde comenzó a bajar hasta 2,6% en el último mes del año pasado. En el comienzo del corriente año, nuevamente toma una tendencia alcista, registrando un 3 % en enero y un 4,1 % en febrero.

En 2018 la inflación nucleo de la región pampeana fue del 48 %, prácticamente similar al 47,6 % del IPC, el cual estuvo explicado en 31,9 puntos por la suba de precios en este tipo de bienes y servicios, 4,05 por los estacionales y 11,69 por los regulados. En conclusión, si no hubiera habido aumento de los precios regulados, la inflación del año 2018 habría sido del 35,95 %.

Las expectativas de inflación para el mes de marzo, son una continuidad de los dos primeros meses del año, en tal sentido, se espera que el IPC Nacional vuelva a tener un valor cercano al 3 %, así surge del REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado) realizado por el Banco Central de la República Argentina a través de una encuesta a las principales consultoras y entidades financieras del país.

Este valor del IPC esperado, surge entre otros factores por los aumentos que ya se produjeron en los combustibles, también será afectado por suba en las tarifas públicas, transporte, telefonía, en el incremento del sueldo a empleadas domésticas, a los aumentos que se registran anualmente en el mes de marzo en la división «Educación» por la actualización del valor de los colegios privados y de los útiles escolares.

Medidas.
Pocas horas después que se publicara el dato de febrero, el BCRA a través de su máxima autoridad brindó una conferencia de prensa, informando sobre nuevas medidas a tomar en pos de bajar la inflación, las cuales van en el mismo sentido de las ya tomadas, considerando que se va por buen camino y que se debe ser perseverante, ya que los resultados no son inmediatos.

Para finalizar vale la aclaración, como se mencionó en el segundo párrafo de este informe, la realidad local puede no siempre coincidir con los aumentos que provocan una variación en el índice que mide INDEC, y por ende, este informe solo se hace mención a estos últimos y no a la realidad particular de la ciudad de Santa Rosa, lo cual quedará para otros tipos de informes.