El IPAV lleva dos años y medio sin cupos de Nación

EL ORGANISMO CONSTRUYO 40.040 CASAS DESDE SU CREACION, NINGUNA CON MACRI

El gerente general del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV), Walter Faccipieri, reveló que, desde su fundación, en el año 1976, el organismo construyó en La Pampa más de 40 mil viviendas. Hasta la asunción de Mauricio Macri como presidente, en diciembre de 2015, el promedio era de 1.000 casas entregadas por año.
“Indudablemente, cuando uno ve el historial del IPAV, que nace junto al Fonavi en 1976, se da cuenta que tiene el orgullo de haber hecho 40.404 casas, que tienen nombre y apellido. Debemos ser lejos la provincia en que más casas se hizo en promedio con la cantidad de habitantes. Cada peso que ha llegado siempre se destinó a viviendas. Nación manda auditorías permanentemente y no hacen más que felicitarnos”, dijo Faccipieri, en La Parte y el Todo, por CPEtv.
-¿Pasa algo distinto en otras provincias?
-Sí, a juzgar por las anécdotas que nos cuentan los propios auditores de Nación. La primera gran diferencia que tenemos nosotros es que somos un ente autárquico que funciona, justamente por una cuestión de transparencia, con una tesorería autónoma. El dinero, cuando viene para viviendas, llega al IPAV y el destino es ese. En cambio en otras provincias, el dinero llega para la Tesorería General de la Provincia y lamentablemente, por las terribles necesidades económicas que atraviesan esas provincias, disponen del uso de esos recursos para otras cosas. Lamentablemente, por esas situaciones que ocurren en otras provincias, terminamos encorsetados en estrictos sistemas de control que lo que generan es un entorpecimiento de las actividades.
-El IPAV tuvo corrupción, pero por cuestiones internas de sus administradores, no porque la Tesorería General de la Provincia se quedara con el dinero destinado a viviendas.
-Exacto. Y actuó la Justicia y los responsables pagaron las consecuencias. Pero lamentablemente, por las inconductas de otras provincias, en el nuevo Plan Federal de Viviendas que creó el presidente Macri, nos piden que creemos un fideicomiso para tener la garantía de que el dinero vaya como único destino a viviendas. Y nos piden que el IPAV sea el administrador del fideicomiso, con lo cual tendríamos dos estructuras burocráticas.
-Acá hay un modo pampeano de hacer viviendas que tuvo siempre en el IPAV al administrador público.
-Yo lo que siempre les digo es porqué no toman lo bueno que se hizo a partir del Fonavi, corrigen lo que está mal, pero sin tirar todo lo que hay por la borda, para crear estructuras totalmente nuevas. Pero la mirada del gobierno actual es esta, al igual que imposiciones como aquella que dice que las familias adjudicatarias de viviendas sociales tienen que ser aquellas que provengan de villas o de asentamientos, cuando en La Pampa no los tenemos.
-Es una mirada muy porteña.
-Claro. Nos piden que los ingresos de los beneficiarios no superen los dos salarios mínimo, vital y móvil. Cuando siempre los niveles inferiores en La Pampa se los atendió como corresponde, entonces podían acceder familias que trabajan en la Casa de Gobierno o la comuna y los dos salarios mínimo vital y móvil los superan sobradamente. Entonces, si no les podemos dar vivienda a ellos, a quién.
-Se condena a esas familias a alquilar durante toda su vida.
-Exacto. Los créditos UVA que se están otorgando ahora, para un desembolso de dos millones de pesos, implican una cuota de 16 mil pesos, y el banco exige al grupo familiar un ingreso de 40 mil a 50 mil. Se está dejando afuera a una franja muy grande de la población, que gana desde 20 mil hasta 40 mil pesos.
-Hace unos días se entregaron 400 viviendas en General Pico y quedan por entregar otras mil en Santa Rosa.
-Son 1.009 en Santa Rosa. Todas pertenecen al plan Techo Digno.
-Son el remanente de las viviendas construidas durante la gestión de Cristina Fernández. ¿De la operatoria surgida con Macri, cuántas viviendas sociales se construyeron en La Pampa?
-Nada. Absolutamente nada.
-¿Qué pasa con el plan provincial?
-La operatoria funciona así: la provincia le hace un desembolso no reintegrable de 400 mil pesos a los municipios por cada vivienda que decidan construir. Solo para localidades con una población inferior a los 10 mil habitantes. Quedan afuera Santa Rosa, General Pico, General Acha y Toay, porque se toma como referencia el Censo 2010. Por eso Eduardo Castex y 25 de Mayo están incluidas. Está funcionando muy bien.
-Pero es una operatoria que no se puede comparar con el Fonavi en cuanto a la cantidad de viviendas sociales.
-No, por supuesto.
-Un alto funcionario provincial dijo que estudian utilizar una parte de los fondos que Nación debe pagarle a La Pampa por el juicio ganado recientemente para paliar el déficit de viviendas. ¿Es así?
-Oficialmente no tuvimos ninguna noticia en ese sentido. Solo comentarios inducidos por la grave crisis que se dispara día a día, porque hoy tenemos 12 mil inscriptos en el IPAV. Y la demanda crece año a año. Y ni te cuento ahora, que llevamos dos años y medio sin firmar ningún acuerdo con Nación por viviendas sociales. Antes, cuando estábamos terminando de construir un plan de viviendas, ya estábamos firmando un plan nuevo para ir generando un encadenamiento y que las empresas tuvieran continuidad en las obras.
-De hecho las empresas se han ido achicando, venden sus equipos y despiden a su personal.
-Hemos tenido reuniones con las empresas porque están muy preocupadas por el personal que tienen que despedir, pero sobre todo porque hay un stock mínimo de mano de obra calificada, que lo vienen manteniendo desde hace años, porque no son fáciles de suplir, y ya están llegando al extremo de tener que despedir ese personal.
-El senador Juan Carlos Marino propone llevar la cuota de las viviendas del IPAV a 4.000 pesos y con eso generar el recurso para construir nuevas casas. ¿Qué opinión te merece?
-Visto desde afuera, en forma fría y objetiva, alguien podría creer que está bien, porque si se hicieran 40 mil casas, y cobrás 4.000 pesos por mes, se obtendría un recupero de 160 millones de pesos por mes. Sería autofinanciable. Pero habría que mirar también el costado social.
-¿El IPAV hoy por hoy no está pensando en algo así?
-No.
-¿A cuánto está la cuota hoy?
-Antes la cuota era de 100 pesos. Desde enero de este año, las viviendas que se han entregado tienen una cuota de 1.000 pesos y de 500 pesos para los planes entregados antes, es decir, los planes viejos.
-¿De cuánto es la morosidad?
-Lamentablemente siempre ronda del 40 al 50 por ciento. Lo otro que está previsto es que en cada mes de enero se va a ajustar la cuota.
-¿Qué pasa con una familia morosa?
-Cuando los intimábamos a pagar, en muchas ocasiones se nos reían porque el precio de la casa estaba valuado a valor histórico entonces cancelaban todas las cuotas juntas, y luego alquilaban o vendían la casa. Entonces, cuando asumimos, hace dos años y medio atrás, dispusimos que el que quisiera cancelar las cuotas de las viviendas, tiene que pagar un valor actualizado, no el valor histórico como venía sucediendo. No digo que pasó al valor real, pero en cualquier caso se está hablando de 400 ó 500 mil pesos, lo que hace más difícil esto que nos ocurría antes.