El “lujo” de tener un auto

EN AGOSTO AUMENTO UN 55% LA "CANASTA DEL AUTOMOTOR"

Cargar combustible, pagar la patente, el seguro, hacer el service y la VTV, lavarlo, estacionar. Al ritmo del acelerador todo aumenta y por eso el costo de mantener en la calle un automóvil es cada vez más caro: en agosto subió un 55,8 por ciento el valor mensual de los distintos gastos que conforman “la canasta del automotor”.
El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda (Undav) publicó que el costo mensual de mantener un auto se incrementó 55,8 por ciento en agosto respecto del mismo mes del año pasado. El instituto realizó una estimación de la “canasta del automotor” en la que se evaluaron los principales costos de mantener un rodado particular.
Las subas se produjeron en todos los rubros: combustible, patente, VTV, estacionamiento, seguro, peajes y lavadero. Una de las conclusiones del informe es que este año se necesita el equivalente al 95 por ciento de un salario medio de la economía para mantener un auto de gama baja, una cifra que era 14 puntos menos en 2017.
El documento de la Undav detalló cuáles fueron los principales rubros de aumento en el último año para el mantenimiento de un vehículo. Se subrayó el incremento del 42,8 por ciento de la VTV, del 33,3 por ciento del estacionamiento, del 28,0 por ciento del lavadero, del 34,0 del seguro, del 33,2 de la patente, del 81,8 del peaje y del 78 de los combustibles.
El informe mencionó que los aumentos en el costo de mantener un auto variaron en función de la categoría del rodado. El costo mensual de tener un auto de gama baja aumentó un 55,8 por ciento interanual, mientras que el de gama media subió un 49,5 por ciento y el de gama alta, 47,9. En el informe se mencionó que en los próximos meses la tendencia podría ser mayor por el impacto en la nafta que seguirá ajustando para compensar la devaluación.
“Los aumentos de precios en un contexto recesivo, de fuerte caída del salario real y con tasas de interés que se tornan prohibitivas para financiar planes de pago generaron que los últimos meses muestren fuertes caídas en las ventas al mercado interno. Los patentamientos de agosto cayeron a un ritmo de un 25% interanual”, indicó el informe.

Sin taller.
“Se nota que la gente prefiere postergar el service o los arreglos. Verdaderamente hay muchos que no pueden pagar y en algunos casos no le queda otra que dejarlo parado”, contaron a LA ARENA en un taller mecánico de la calle Paladino, en el barrio de Villa Alonso.
Un relevamiento por distintos talleres de Santa Rosa permitió ratificar que la realidad económica afecta directamente el cuidado del auto, justamente en una ciudad donde el parque automotor se multiplicó por miles en los últimos años.
“La disparada del dólar impactó de lleno en los rubros que más pesan a la hora de costear el uso de un auto. En primer lugar, la suba de los combustibles hace cada vez más costoso el uso cotidiano de un auto. Las naftas se incrementaron entre un 30 y un 35% en 2018. Las subas han sido tan abruptas que en agosto se registró un incremento del 84% en la conversión de vehículos a GNC, unas 15.810 unidades, cuyo metro cúbico sale entre $11 y $14, y un equipo nuevo ronda los $40.000”, señaló la Undav.