Inicio La Pampa El marinismo amenaza con ir a la Justicia por la banca

El marinismo amenaza con ir a la Justicia por la banca

PARIDAD DE GENERO

(Jacinto Arauz) – Tras la partida de María Luz Alonso a la Secretaría Administrativa del Senado de la Nación se generó un debate interno en el justicialismo local para definir quién será su reemplazante. La alvearense Adriana Dalmasso aseguró ayer que no descarta acudir a la Justicia para reclamar que la banca quede en manos de ella, por su condición de mujer, teniendo en cuenta la necesidad de las mujeres de luchar por ocupar cargos en los lugares de decisión.
Del otro lado, el actual intendente de Jacinto Arauz, Oscar Beilmann, el primer suplente, aseguró ayer a LA ARENA que todavía nadie lo llamó para discutir si le corresponde o no asumir como legislador provincial.
Detrás de la puja respecto a si debe o no ser una mujer la que reemplace a Alonso esconde otra pelea de fondo, para nada menor, pues Dalmasso pertenece al espacio de Convergencia Peronista (marinismo) y Beilmann a la Línea Plural (vernismo).

Paridad de género.
La concejala alvearense, cuyo mandato finaliza el 10 de diciembre, aseguró que analiza recurrir a la Justicia para garantizar el efectivo cumplimiento del derecho que, según cree, le asiste. «En los últimos años, el régimen de reemplazos ha jugado un papel destacado en la garantía de igualdad de oportunidades entre varones y mujeres. Hay un contexto nacional e internacional normativo que ya viene en ese sentido hace tiempo, y vale considerar que nuestra provincia no debe quedar afuera de esto», dijo Dalmasso.
«Las mujeres debemos seguir luchando por nuestros derechos y por una participación real en los ámbitos de decisión. Lamento que tengamos que seguir hablando de esto en pleno Siglo XXI», sostuvo. «Mi compromiso con las mujeres de La Pampa es que sigamos siendo seis mujeres las que representemos sus intereses desde el Bloque Justicialista. Es por ello que analizo recurrir a la justicia para defender mi derecho, que también es el derecho de todas a participar en política», completó.

Beilmann aún no sabe.
En Jacinto Arauz se abrió una gran expectativa ante la posibilidad de que la localidad continúe teniendo un representante en la Cámara de Diputados de La Pampa a partir del 10 de diciembre.
Así las cosas, el Frente Justicialista Pampeano si atendiera únicamente a la continuidad de la lista, posterior a los 17 diputados electos en la última elección, debería recaer en la figura del intendente araucense Oscar Beilmann para reemplazar a la flamante Secretaria Administrativa del Senado.
Consultado por este diario, Beilmann fue escueto y políticamente correcto: «Hasta ahora nadie se comunicó conmigo». En el ambiente político del sureste provincial el tema ganó importancia con el correr de las horas, pues tanto Darío Hernández como Raúl Zurbrigk, representantes de la región, terminan sus mandatos en pocos días. Esto también fue reclamado en el cónclave radical del último sábado realizado en Guatraché, si bien fue una cuestión partidaria, vale recordarlo, que por distintas circunstancias, en más de una oportunidad, aquella zona de la provincia se ha quedado sin representación parlamentaria.

«Es una cuestión política»
El presidente del bloque justicialista, Espartaco Marín, pidió una decisión política para determinar quién reemplazará a María Luz Alonso y se esperanzó en que el tema no se judicialice. «Tenemos una ley nacional de paridad, que comenzó a ser operativa desde el momento de su sanción y tenemos leyes provinciales adhiriendo a la ley nacional que versan sobre lo mismo», dijo respecto a las normativas que justificarían la proclamación de Adriana Dalmasso y no la del intendente Oscar Beilmann.
Marín señaló que durante el tratamiento en comisión de la adhesión a la Ley Nacional de Paridad, en el seno de la Legislatura pampeana, se dio una discusión sobre el momento de puesta en vigencia de la ley, pero aclaró que, al margen de ello, «hay compañeras que van a sentirse legitimadas en términos judiciales para avanzar».
«Recuerdo el caso de Alicia Kirchner, cuando paso de ser senadora a ministra de Desarrollo Social, en el año 2011, hubo un discusión sin ley de paridad en tal sentido (la reemplazó Selva Forstmann). En la provincia de Buenos Aires pasó lo mismo», recordó.
«Espero que esta cuestión no se judicialice, porque esta es una cuestión política. Nosotros estamos adaptándonos a los nuevos tiempos con una ley provincial, que es una decisión política. Por eso apelo al entendimiento con todos los sectores políticos y con nuestro gobierno, para avanzar en una ley que sea uniforme y que tenga unanimidad» afirmó Marín.

Vacancia.
«El proceso de vacancia del proyecto de ley establece hombre por hombre y mujer por mujer -explicó Marín-. El proyecto original del Ejecutivo habla de la puesta en vigencia, de acá a cuatro años, por una cuestión de derechos adquiridos. Hoy puede beneficiar a un espacio político y luego al otro, porque si el que renunciara fuera un hombre, por la ley de paridad ingresa un hombre».
«No se puede legislar de acuerdo a una circunstancia de conveniencias particulares de espacios políticos dentro de los partidos. Si estamos de acuerdo en una ley de paridad estamos de acuerdo desde hoy, por eso esperamos que el Ejecutivo nos diga cuál es su opinión. Creo que nos vamos a poner de acuerdo, porque si accedieron a una demanda de muchas mujeres, de actualizar nuestra normativa provincial a la ley nacional de paridad y recogió esto, creo que el resto son particularidades de artículos en los que nos vamos a poner de acuerdo» aseguró.