Inicio La Pampa El médico que presentó certificado falso, atenderá gratis un año en una...

El médico que presentó certificado falso, atenderá gratis un año en una posta sanitaria

CERTIFICADO FALSO

(General Pico) – Un médico piquense atenderá diez horas semanales de manera gratuita en alguna posta sanitaria de la ciudad, tras haber accedido al beneficio de la suspensión de proceso a prueba (probation) en una causa penal que se sigue en la Justicia de General Pico, por la presentación de certificado médico falso.
El juez de control Heber Pregno, en una audiencia que se llevó a cabo ayer a la mañana en la Sala 1 de los Tribunales de esta ciudad, le otorgó el beneficio de la probation al médico Mauricio Garrone, por la presentación de certificado médico falso. El magistrado tomó esta determinación tras aceptar la propuesta del defensor Pablo Rodríguez Salto, a la que ni hizo objeciones el fiscal general Armando Agüero.
El profesional médico accedió a esta salida alternativa dado que no tiene antecedentes penales y que no había agotado ya este procedimiento, mediante el cual se comprometió a atender de manera gratuita durante diez horas semanales en una posta sanitaria de la ciudad. En caso que no se requiera de un profesional en esas dependencias, Garrone prestaría servicios en el área de Tránsito de la Municipalidad de General Pico. Esto sería por el plazo de un año.
Además el juez le fijó reglas de conducta, como la de fijar residencia y la de no cometer delitos. En caso de cumplir con lo acordado, al año quedará extinguida la acción penal en su contra.

Reparación.
El defensor ofreció que la probation se extendiera por el plazo de un año, y el compromiso de atender durante diez horas semanales en una posta de salud de la ciudad. Además dijo que el imputado se comprometía al pago de las costas del proceso.
El fiscal, a su turno, aseguró que no había impedimento alguno para la aplicación de la probation. Además consideró que su ofrecimiento era «valorable», dado que ofrecía una prestación al Estado provincial, quien es el damnificado en esta causa.
El investigador judicial además consideró que la reparación ofrecida se ajusta al plazo máximo que tiene la pena prevista para esta tipificación delictiva, la cual prevé una escala penal que va de un mes a un año de prisión en suspenso.
Garrone afrontó una Investigación Fiscal por la emisión de un certificado médico que le extendió a un enfermero de Salud Pública, de apellido González Rivarola, cuando éste se encontraba detenido con prisión preventiva en sede policial, sospechado en una causa del intento de rapto de una menor de edad. Meses más tarde, el enfermero fue sobreseído de esta acusación, tras someterse a un juicio oral.
De esta manera, Garrone aceptó la culpabilidad y ofreció una reparación, a la que pudo acceder por no tener antecedentes y no ser funcionario público.