Inicio La Pampa "El mercado está paralizado"

«El mercado está paralizado»

LA "LEY DE ALQUILERES" QUE SE DEBATE EN EL CONGRESO

«El mercado inmobiliario está paralizado», advirtió Pedro Arpigiani, presidente de la Cámara Inmobiliaria de La Pampa, sobre la situación que atraviesa un sector que quedó muy golpeado por la fuerte devaluación que sufrió el dólar en estos últimos años. Aunque no hay números exactos, el empresario precisó que «la caída de las ventas es muy importante».
El sector inmobiliario fue uno de los más afectados por la crisis que atraviesa el país y que se agudizó en estos dos últimos años del Gobierno de Cambiemos. Es que la fuerte devaluación de la moneda norteamericana sumado a la incertidumbre económica golpeó de lleno al mercado que, en La Pampa, «está paralizado».
Así lo señaló el titular de la Cámara Inmobiliaria pampeana, que en diálogo con LA ARENA afirmó que «la caída de las ventas de inmuebles es muy importante» principalmente por dos causas: la baja rentabilidad y la falta de financiación.
«El mercado inmobiliario está muy parado después de las elecciones, aunque antes venía muy golpeado. Esto por dos factores, vos tenés dos tipos de inversores: aquél que invierte para alquilar, donde acá se analiza de que el mercado tiene que generar una rentabilidad que le justifique la inversión, y por otro lado, el que adquiere su primera vivienda a través del crédito hipotecario», explicó Arpigiani, a la vez que indicó que la «baja rentabilidad» y «la falta financiación» provocaron que haya un casi nulo movimiento en el sector.
«Por lo tanto las dos vías están cerradas, el inversor no se siente seducido por este tipo de inversión y el que compra su primera vivienda porque no existen créditos para acceder a un inmueble. Por este motivo, el mercado entró en una parálisis muy importante, donde el movimiento que hay se genera solamente por la necesidad y no por expectativas», amplió el empresario.
-¿Y cómo se ve la situación para el año que viene?
-No hay certezas. El nuevo gobierno va a venir con una batería de medidas para movilizar la economía, de la mano de esto viene la activación del mercado inmobiliario. Pero ahí aparece esta cuestión de si va a haber algún crédito hipotecario accesible para la gente y si habrán inversores que apuesten al mercado.
«Pero para esto necesitamos leyes equilibras que no tomen al propietario como un especulador sino como una persona que tiene que seguir invirtiendo para que otras personas puedan acceder a una vivienda», planteó el titular de la Cámara Inmobiliaria de La Pampa.

¿Y los alquileres?
Días atrás el portal Zonaprop publicó los resultados de una encuesta -que se realizó a 6.000 personas en todo el país- que arrojó datos alarmantes. Según indicó el sitio, el 37,6 por ciento de los inquilinos debió mudarse por no poder afrontar los aumentos en la renovación del contrato del alquiler. El 41 por ciento registró incrementos anuales del 40 por ciento, y un porcentaje similar decide compartir el alquiler para economizar gastos.
En cuanto a los planes para el año que viene, de las personas que planean no renovar el contrato, la mitad lo harán porque la cuota será mayor a lo que podrán pagar.
Ante estos datos, Arpigiani si bien reconoció que «puede haber algún caso, en términos esa situación no está en La Pampa. No es algo que esté pasando en las inmobiliarias». Y aseguró: «Acá la relación inquilino-propietario permite una negociación y, además, en casi todas las ocasiones los contratos que finalizan, se renuevan».
En torno a la nueva legislación que está en debate en el Congreso de la Nación, y que ya recibió media sanción en la Cámara de Diputados, el empresario advirtió que puede generar «algunos inconvenientes» a los inquilinos ya que «la nueva legislación plantea fijar un índice que va entre la inflación y el salario es muy posible que termine siendo más alto que el que se está aplicando ahora».
«Es una opinión personal, pero yo estoy pensando que la legislación salga de una vez por todas porque, en definitiva, lo peor que podés tener es la incertidumbre. Hay mucha gente que no está invirtiendo por dos razones: primero por la baja rentabilidad, y segundo, porque hay una incertidumbre muy grande en el mercado», amplió Arpigiani y admitió: «Después veremos en la práctica cuán bueno o malo resulta para uno u otro sector».