“El norte, el más afectado”

COLECTIVO SANITARIO PIDE LEGISLAR CONTRA LOS AGROQUIMICOS

Carlos Ortellado, del Colectivo Sanitario de La Pampa, aseguró ayer que el norte pampeano “es la parte más afectada” de la provincia por la falta de una normativa que regule el uso de los agroquímicos y destacó que “de máxima” se pretende ir hacia la prohibición de este tipo de productos que generan enfermedades como cáncer.
En un petitorio que entregaron al gobernador Carlos Verna y al ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, los ambientalistas plantearon la necesidad de que el gobierno genere las condiciones para que se termine con la fumigación, avanzando hacia un modelo productivo agroecológico.
Ortellado dijo que la problemática “se está visibilizando más” y propuso que “se prohíba la fumigación. Entendemos que es un paso de máxima, y que antes debe haber cuestiones como trabajar sobre distancias minimas porque no se puede pasar un modelo productivo como el actual a otro distinto que requiere una preparación previa. La alternativa puede ser la agroecología”.
“Se tiene que aceptar que se trabaja con elementos nocivos para la salud y eso está comprobado”, indicó y recordó que en Estados Unidos en un fallo judicial se demostró que el glifosato tiene “elementos cancerígenos” y “hace poco tuvimos que lamentar la muerte de Fabián Tomasi, de un compañero de Entre Ríos, que era fumigador y murió por la contaminación de agroquímicos”.
Además, explicó que “hay una cuestión que nos está pegando de cerca en Córdoba, en el pueblo de Canals, cerca del límite con La Pampa, donde la población hizo un relevamiento, porque nadie los escuchaba, y descubrió que de abril de 2017 a marzo de 2018, hubo 122 muertos, de los cuales más de 60 son de cáncer. Un promedio de 55 muertos por cáncer, cuando la media llega al 20 por ciento en el país”.

“Es peligroso”.
Sobre la situación en La Pampa, Ortellado afirmó que “la parte mas afectada es el norte pampeano” aunque aclaró que no hay cifras oficiales. “La información es producto de lo que cuentan los pobladores del interior. Es peligroso sostener el uso de agroquímicos como sucede hoy”, advirtió.
En La Pampa “prácticamente” no hay controles sobre los agroquímicos, destacó y agregó que “recién ahora se está hablando del tema, incluso tampoco había un buen registro de fumigadores. En Intendente Alvear, había reconocidos seis fumigadores cuando había en realidad 32 maquinas fumigadoras.
Con respecto al proyecto de ordenanza de distancias mínimas para la aplicación de las fumigaciones, que el Colectivo Sanitario presentó en abril de 2017, Ortellado comentó que “no pasó nada” en el Concejo Deliberante de la ciudad de Santa Rosa.
Por último, se refirió a las declaraciones del ministro Moralejo quien calificó de “fundamentalistas” a quienes pretenden que se prohíba la aplicación de los agroquímicos, en el modelo productivo de La Pampa, y aseguró: “Quién es el fundamentalista, aquélllos que luchan para que se modifique el modelo que trae consecuencias negativas, o aquel que insiste sabiendo que lo que se usa es peligroso para la salud”.